26 mar. 2011

Un nuevo intento de unidad de acción política plural en torno al Día Internacional de la Vida


Ayer: manifestación de la Coordinadora Por la Vida - Navarra
Más abajo copio la nota de prensa que acabamos de hacer pública en la que se fija la postura de la Comunión ante las celebraciones por toda España del DIA INTERNACIONAL DE LA VIDA. 

En relación con el último punto de la nota, el que hace referencia a las conversaciones mantenidas en las últimas semanas con otros grupos políticos que defienden los principios no negociables tengo que decir que una vez más lo hemos intentado y que estoy contento por ello aunque no hayamos tenido éxito.  Me da pena, claro que sí, que hayamos perdido de nuevo una ocasión de oro para contrarrestar la manipulación hipócrita del PP pero al menos estoy seguro de haber hecho lo correcto. 


El viernes 18 de febrero, cumpliendo un acuerdo de la Junta de Gobierno de la Comunión, envié una carta a los máximos responsables de AES (Rafael López-Diéguez), PFyV (Rafael Llorente), SAIn (Samuel Valderrey), Regeneración (Enrique de Diego) y Vía Democrática (Pablo Barranco) que son hoy por hoy, además de nuestra CTC, partidos de cierta entidad y posibilidades electorales que garantizan en sus programas una defensa de los principios no negociables: la vida, la familia, la libertad de educación y el bien común. En ella lo que se planteaba era toda una estrategia electoral de largo alcance con un capítulo previo, en teoría más fácilmente abordable, que consistía en intentar una declaración conjunta ante el Día Internacional de la Vida. 


El día 3 de marzo, en una nueva carta dirigida a los mismos interlocutores, concreté algo más los objetivos que tendría una posible rueda de prensa conjunta ante el 26M:



"1º. Responder en positivo al llamamiento que hacen los convocantes a los políticos (esos somos nosotros...) para que se comprometan a defender la vida desde la concepción hasta la muerte natural. El hecho de dar la cara de forma conjunta varios grupos, (que somos diferentes y distintos pero que coincidimos al menos en este principio no-negociable), puede resultar más atractivo para los medios de comunicación, y de esta forma podríamos lograr una mayor repercusión que mostrando nuestra adhesión cada uno por separado.

2º. Solicitar con respeto y sin acritud a los organizadores que el año que viene apuesten por una manifestación ABIERTA, en la que cada grupo adherido pueda asistir libremente con sus símbolos, sus pancartas y sus lemas y sin tener que someterse a una imagen uniforme y empobrecedora. Si se defiende la vida hay que aceptar que la vida es así, plural, con matices, que no se pueden poner puertas al campo, que hay que arriesgarse y que no se puede vivir con miedo.

3º. Solicitar, también sin acritud, que esa misma apertura se haga también hacia los partidos, grupos y asociaciones políticas que, como las nuestras, somos también pro-vida y deseamos participar abiertamente en la manifestación. (Habrá también que decir que nos da la sensación de que el veto decidido a que se adhieran grupos políticos solamente beneficia a los partidos ya instalados en el sistema, o sea, al PP).

4º. Finalmente, la rueda de prensa serviría para denunciar la actitud "hippócrita" del PP que engaña al dar a entender que es un partido pro-vida (para lo que enviará a algunos de sus rostros más conocidos a la manifestación) cuando la realidad es que tanto Rajoy como su programa político lo que prometen es volver a la ley de despenalización, o sea, la ley abortista que aprobó Felipe González y que mantuvo Aznar y que ha provocado cientos de miles de abortos." 


Pues bien, quince días después, y tras unos cuantos correos, conversaciones telefónicas y sms cruzados, CTC y AES nos volvimos a quedar solos en el intento con lo que se frustró la posibilidad de realizar una comparecencia plural. A partir de ahí ya no tenía sentido hacer una rueda de prensa "bipartita" entre otras cosas porque nos habíamos propuesto como mínimo conseguir el acuerdo de tres grupos diferentes para subrayar el carácter abierto y plural de nuestras declaraciones. 

¿Y qué excusas alegaron cada uno de los otros grupos para no sumarse a la iniciativa?

SAIn, Solidaridad y Autogestión Internacionalista es un pequeño partido de reciente creación autodefinido "de izquierda" y brazo político-electoral del grupo religioso Movimiento Cultural Cristiano. Cada vez que he hablado con ellos, con Diego Velicia, Samuel Valderrey, etc. han agradecido nuestra insistencia con palabras amables, pero de hecho no quieren saber por el momento nada de pactos, alianzas o contactos con otros grupos diferentes al suyo, dicen que tenemos demasiadas diferencias aunque también reconocen las coincidencias. En parte supongo que será, como otros, por miedo a que la opinión pública les pueda encasillar donde no quieren. Están por lo demás muy centrados en su propio proyecto político en el que trabajan con valentía y entrega, pero en mi opinión pecan de cierta ingenuidad y falta de realismo,  supongo que por inexperiencia. 


Regeneración es el también novísimo partido creado por Enrique de Diego que ha dado el paso de transformar su "Plataforma de las Clases Medias" en una especie de partido anti-partidos. En este caso no entiendo por qué al final ha decidido no adherirse a la nota conjunta cuando uno de sus lemas para las próximas elecciones es "Madrid, cero abortos". Al parecer no le ha gustado a Enrique el tono de crítica a los convocantes de las manifestaciones pro-vida que estaba implícito en la idea de una rueda de prensa "preventiva". He tratado de explicarle que la crítica era en todo caso constructiva y respetuosa, y que la parte más gruesa de la misma iba dedicada a la hipocresía del PP que es capaz de acudir a manifestaciones pro-vida mientras defiende la eliminación legal de fetos con malformaciones, por ejemplo... pero al  parecer no me he explicado muy bien. 

PFyV, Partido Familia y Vida. En esta ocasión me consta que su junta directiva ha estudiado la propuesta con detenimiento, lo cual es de agradecer, aunque al final su respuesta ha sido negativa. En un momento dado hemos llegado a tener un principio de acuerdo sobre un texto común compartido por AES, CTC, PFyV y VD pero la cosa se torció cuando empezaron a llegar condiciones tanto por parte de PFyV como de VD. Los de Familia y Vida empezaron poniendo algunas pegas sobre la presunta xenofobia de VD que fueron razonablemente respondidas por Pablo Barranco. Después, influidos igual que los de SAIn por un cierto temor a ser confundidos con otros grupos, llegaron a pedirnos a todos los demás una declaración firmada en la que dijéramos algo así como que "este acuerdo puntual ante el 26M es... un acuerdo puntual". Estábamos dispuestos a ceder en este y en otros aspectos secundarios de la puesta en escena de la rueda de prensa... pero finalmente dijeron que no. Para más explicaciones recomiendo dirigirse a: 


VD, Vía Democrática. Partido recién fundado por Pablo Barranco, -el que fuera hasta hace unos meses secretario general de Plataforma per Catalunya-, se presenta como un grupo abiertamente defensor de la identidad cristiana de España, en este sentido, aunque compartiendo el estilo "transversal" de Anglada parece más próximo al tradicionalismo. En un primer momento se mostró Barranco partidario entusiasta de estar junto a otros grupos defensores de la "cultura de la vida" pero finalmente ha pesado demasiado en ellos su punto de vista "anti-inmigración". En un último momento exigieron que se incluyera en la declaración conjunta una referencia directa al asunto de la inmigración musulmana. No digo que les falten razones para dar relevancia en su programa a este grave problema, - en Cataluña dicen que hay ya más de 400.000 musulmanes-, pero ¿era este el momento adecuado para abrir  nuevos debates cuando ya estaba definido un texto mínimo y común?. Lo que pretendíamos no era hacer otro manifiesto sino únicamente dar una respuesta desde la política al manifiesto del movimiento pro-vida. Es una lástima que tampoco esto hayamos sabido explicarlo. 

Respecto a AES no puedo sino agradecer la actitud siempre constructiva de Rafael López-Diéguez. Al final parecía más decepcionado que yo y me recomendaba no airear demasiado este "fracaso" por el desánimo que supuestamente podría general que la gente sepa que ni siquiera hemos sido capaces de ponernos de acuerdo en el primero de los principios no-negociables. Por el contrario, pienso que las bases de todos nuestros grupos políticos se merecen saber la verdad. ¿Es esto lo que quieren los afiliados y simpatizantes de CTC, AES, PFyV, SAIn, Regeneración y VD? ¿Tan difícil es entender que un acuerdo puntual entre todos nosotros e incluso una alianza electoral con el fin de multiplicar votos puede ser perfectamente compatible con que cada grupo mantenga plenamente su identidad? 

Todos los partidos con representación parlamentaria (PSOE, PP, IU, nacionalistas, etc.) están de acuerdo en un sistema liberal radical que establece los límites de la acción política en la voluntad mayoritaria del parlamento. Todos nosotros, por el contrario, sabemos que existen unos límites que no es lícito sobrepasar aunque lo autorice la mitad mas uno del parlamento, ni incluso aunque lo diga la mayoría de la gente. ¿No hay en estos mínimos de "vida, familia, libertad y bien común" una base suficiente para hacer causa común por encima de nuestras discrepancias? 

Hoy por hoy la partitocracia gana la partida. Porque se constata que esta enfermedad no afecta solamente a los grandes partidos sino también a los partiditos pequeños que nacen a la sombra del sistema, pensando que se van a comer el mundo, que con sus solas fuerzas van a lograr hacerse un hueco eletoral. Y de esta forma se pierden multitud de esfuerzos buenos en batallas quijotescas que a la vez despiertan y matan las ilusiones de la gente. 

Los carlistas sabemos que el tiempo, y los dirigentes de estos partidos, nos acabarán dando la razón. A lo largo de muchos años los tradicionalistas hemos aprendido a identificar el engaño permanente que se esconde detrás de la farsa democrática. Sabemos que sin romper radicalmente con las estrategias partidistas, malminoristas, cortoplacistas, no será posible consolidar una resistencia real a un sistema que es el germen de la tiranía. La ventaja es que tenemos ahora en nuestras manos una herramienta formidable que es la definición de los principios no-negociables ¿cuándo nos decidiremos a utilizarla? 


Javier Garisoain




****************************************************

NOTA DE PRENSA

LOS CARLISTAS ANTE LA CELEBRACIÓN EN ESPAÑA DEL DIA INTERNACIONAL DE LA VIDA

Un grupo muy amplio de entidades sociales ha convocado, en torno al "Día Internacional de la Vida", 25 de marzo, multitud de manifestaciones o concentraciones por toda España. El manifiesto difundido por los convocantes dice textualmente lo siguiente:
"Pedimos, en primer lugar, a todas y cada una de las fuerzas políticas que incluyan en sus programas electorales el compromiso de defender la vida y cortar el paso a la cultura de la muerte, que se ha ido imponiendo en España en las últimas décadas.
En concreto, solicitamos la abolición de toda legislación permisiva del aborto y el rechazo a todas las iniciativas que facilitan la eutanasia y la manipulación de los embriones humanos...”
Los carlistas, que nos sentimos especialmente interpelados por estas palabras queremos aprovechar la celebración de esa jornada, para manifestar lo siguiente:
1º. Una vez más ofrecemos una respuesta positiva a este llamamiento que hace la sociedad civil. Asumimos el compromiso de trabajar sin descanso por la abolición de toda legislación que no respete la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural. Nos adherimos al citado manifiesto y animamos a nuestros afiliados y simpatizantes a colaborar en el buen desarrollo de las distintas actividades que se preparan, especialmente en el de aquellas, como las organizadas por la “Coordinadora por la Vida - Navarra” o la “Plataforma Catalunya Vida Si”, que admiten la presencia tradicionalista en las mismas con normalidad.
2º. Al mismo tiempo que expresamos nuestra plena adhesión a esta jornada queremos pedir con respeto pero con firmeza a las entidades convocantes de todas las concentraciones que apuesten en lo sucesivo por manifestaciones abiertas, plurales, en las que cada grupo adherido pueda participar libremente con sus símbolos, sus pancartas y sus lemas, sin tener que someterse a una imagen uniforme.
3º. Solicitamos también a los representantes del movimiento pro-vida que esa misma apertura se haga extensiva a los partidos o asociaciones políticas que, como la nuestra, desean participar abiertamente en todas las manifestaciones. En este sentido es necesaria una reflexión sobre la presencia visible de los grupos políticos auténticamente pro-vida. Su exclusión sistemática de los actos públicos debilita la presencia coherente de los políticos pro-vida y favorece las estrategias abortistas de los partidos mayoritarios.
4º. Precisamente, para explicar mejor nuestra valoración del componente político que está en la raíz de la defensa del derecho a la vida, nos vemos obligados a denunciar la actitud hipócrita del Partido Popular, que se atreve a negociar con el primer principio “no negociable”. Este partido engaña a los españoles al dar a entender que es una opción pro-vida (para lo que nos tememos que enviará a algunos de sus rostros más conocidos a las manifestaciones de estos días) cuando la realidad es que tanto Mariano Rajoy como su programa político lo que prometen es volver a la ley despenalización, es decir, a la ley abortista que aprobó el PSOE de Felipe Gonzálezla misma que mantuvo el PP de Aznar durante sus años de gobierno, y la misma que ha provocado en España el drama de cientos de miles de abortos.
5º. Por último, hemos de informar que una vez más hemos aprovechado esta Jornada por la Vida para invitar a varios partidos políticos defensores del derecho a la vida a unir sus voces firmando una declaración conjunta.Lamentablemente no hemos sido capaces de animar a un número suficiente de ellos a superar las estrategias partidistas. Ante principios tan básicos como el derecho a la vida de los más inocentes los carlistas pensamos que sería fundamental alcanzar si no una unidad de acción al menos si una unidad de criterio. Sin un acuerdo firme de los grupos políticos pro-vida será muy difícil desenmascarar la estrategia del Partido Popular así como conseguir que la “cultura de la vida” se establezca como uno de los límites indiscutibles de la acción política.
Comunión Tradicionalista Carlista
Secretaría General
Delegación de Prensa



--
Para más información:


Comunión Tradicionalista Carlista /Junta de Gobierno / Delegación de Prensa
c/ Zurbano, 71 - of. 3 --- 28010 Madrid
Teléfonos: 91 399 44 38 / 609 408 204
Publicar un comentario