14 dic. 2016

Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC (2010)

El Foro Santo Tomás Moro fue una iniciativa de la Delegación de Relaciones Sociales de la CTC que a lo largo de unos cuantos años -en aquella época dorada de los foros de internet- se ganó un buen prestigio como punto de encuentro virtual “para católicos con vocación política”. En el mes de diciembre de 2010, inicié un “hilo” en ese foro bajo el televisivo encabezamiento de “Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC” con la sana intención de aclarar dudas y dar la cara. No pretendía con mis respuestas ser un oráculo del carlismo sino, sencillamente, responder a la obligación que tengo de dar razones, en nombre propio y de la Junta de Gobierno. Juzguen vds. el resultado.

El primer forista en intervenir me preguntaba por las relaciones que desde la Comunión mantenemos con otros grupos autodenominados carlistas y si las diferencias eran muchas, pocas o insalvables.

Mi respuesta fue la siguiente:

A todos nos gustaría que hubiera una única organización carlista, lo más grande y fuerte posible. El problema es que la unidad, si no se hace asegurando con prudencia los elementos comunes, se convierte en pan para hoy y hambre para mañana. En 1986, pronto hará 25 años, fue un logro importante que un buen número de carlistas (encuadrados en la Comunión Tradicionalista, en Unión Carlista, en la Comunión Católico Monárquica y otros "independientes") decidieran reconstituir la Comunión en torno al ideario de siempre para tratar de superar de esta forma, al menos en la acción política cotidiana, la lamentable orfandad dinástica.

En el momento actual, si no existe un diálogo en proceso, al menos sí puedo decir que permanecen abiertas varias vías de comunicación tanto con el Partido Carlista como con la Secretaría Política de don Sixto.

Ideológicamente tenemos grandes problemas para entendernos con el P.C. Ha pasado tanto tiempo desde la ruptura doctrinal de don Carlos Hugo que se ha ido gestando una especie de pequeña tradición heterodoxa "socialista-autogestionaria-federalista" cada vez más incompatible con el carlismo de Dios, Patria, Fueros, Rey. Me temo que la única posibilidad de encuentro con ellos, al menos por el momento, está en el campo del recuerdo histórico.

En cuanto a la secretaría de don Sixto no se puede decir que tengamos diferencias doctrinales graves con sus seguidores. El problema está por un lado en su apuesta por la persona de don Sixto, que presentan no se sabe muy bien si en calidad de Rey, de abanderado o de regente, ignorando que la inmensa mayoría de los carlistas, especialmente aquellos que le han conocido personalmente, no confían en él. Por otra parte tampoco compartimos con ellos su opción de incluir como si fuera parte del programa político de los carlistas -o como si el carlismo hubiera de ser el brazo político del lefevrismo- una crítica frontal al Concilio Vaticano II. Por último, pero no menos incómodo a la hora de pensar en una mejora de relaciones, está el hecho de que insisten en utilizar -aunque sólo en internet- nuestro nombre (Comunión Tradicionalista) lo cual crea una confusión innecesaria.

En fin, ésta es a mi juicio la situación. La unidad imperfecta de los que se llaman carlistas nos preocupa, pero en ningún caso nos agobia. Porque al fin y al cabo el objetivo del carlismo no es la unión de los carlistas sino el servicio a Dios y a España. Tengamos amplitud de miras. Trabajemos por promover la unidad de todos los españoles en torno al Ideario de Dios, Patria-Fueros, Rey, verdadero esquema constitucional de la España tradicional. Solo así, en la acción, como bien dice el Oriamendi, "lucharemos todos juntos en unión".

A continuación van, tal cual, las primeras preguntas recibidas y sus correspondientes respuestas que van en negrita: 



#4 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

Bueno, otra pregunta.

Familia y vida, Alternativa Española, Solidaridad Autogestión Intenacionalista...... y el resto de fuerzas, si las hubiere, que tienen el nexo común de los principios no negociables.

Todavía no hemos sido capaces de presentar alguna fórmula concreta "electoral" que nos agrupe.

Teniendo en cuenta las posibilidades de obtener algún resultado, es decir, ningún resultado, aunque nos presentáramos coaligados ¿cómo entonces no ha sido posible llegar a un acuerdo de mínimos si todos defendemos los no negociables y no hay nada que repartir? ¿Dónde están las dificultades? ¿Cómo se van a desbloquear esos obstáculos?

¿Los no negociables no servirían para el Partido Carlista? Lo veo más difícil con la Secretaría porque aunque tienen mucho más en común me temo que lo que quieren es un acuerdo de máximos.

********

22/Dic/2010 09:12 GMT+1
Perfil · Privado
indometacina
Participante guerrero

Mensajes: 6.055
Desde: 06/Ago/2004
#5 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

Hola, soy Ignacio. Esta pregunta se basa en que hago una suposición. La CTC espera, o esperamos, a crecer un poco para actuar; yo pienso que es al revés, que para crecer hay que actuar y tenemos que arreglarnoslas los que somos, en colaboración con otros buenos españoles, para salir a la calle y ocuparla, que está vacía; ya se asomarán los intrépidos a las ventanas y empezarán a bajar para unirse, sin necesidad de que tengan que saber qué es el carlismo. Tenemos que aguzar el ingenio para gobernar sin tener diputados. ¿cuándo puede haber un cambio de tendencia?

22/Dic/2010 09:24 GMT+1
Perfil · Privado
Javier_Garisoain
Administrador del foro


Mensajes: 13
Desde: 15/Dic/2010
#6 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

SOBRE LOS PRINCIPIOS NO NEGOCIABLES (vida, familia, libertad y bien común) lo primero que hay que decir es que al referirnos a ellos estamos hablando exclusivamente en el plano electoral. Nosotros consideramos que la vida política no puede reducirse al marketing de maquinarias electorales. Por tanto la tarea en el día a dia de la Comunión no se limitará nunca a esos cuatro principios mínimos. Nuestros propios principios no negociables son los de siempre: Dios, Patria, Fueros, Rey.

Ahora bien, la estrategia electoral de los principios no negociables nace al constatar que los católicos españoles, en general, no estamos aprovechando bien los medios que el sistema ofrece. La prueba es que después de décadas de régimen constitucional no existe ningún grupo político con representación parlamentaria que respete con coherencia ni siquiera esos cuatro valores mínimos. Nosotros mismos, al igual que otros grupos, hemos utilizado algunas convocatorias electorales para hacer propaganda. Pero lo que la inmensa mayoría de gente espera no es propaganda sino elección. Cuanto tú te presentas "solo para hacer propaganda" la gente lo nota y es entonces cuando vota al "mal menor" porque a nosotros ni siquiera nos considera como una opción elegible.

En este contexto, el llamamiento de Benedicto XVI a defender como mínimo los principios no negociables ha sido providencial. Es verdad que hasta el momento no hemos logrado ningún fruto, pero en las últimas elecciones europeas nos acercamos bastante y lo vamos a seguir intentando. Si no salió adelante lo de las europeas fue por la negativa del PFyV y de SAIn a entrar en el proyecto y por la labor de zapa que desde algunos medios amigos del PP hicieron al dar cancha al irlandés Declan Ganley y su partido europeo "Libertas" que al final se presentó en coalición con Ciutadans.

En cualquier caso, nosotros pensamos que una simple coalición de los grupos que tenemos miles de votantes (CTC, AES, PFyV, SAIn...) no sirve para el objetivo propuesto que es empezar a colar voces amigas en las instituciones. Para ello hará falta pasar a los cientos de miles de votos. Con proyectos partidistas, sin dinero y sin medios de comunicación favorables, no vamos a ningún lado. Para ir a la lucha electoral sin alcanzar representación es mejor que nos presentemos por separado. Necesitamos, por tanto, además del apoyo de varios grupos políticos, el compromiso de personalidades independientes, caras conocidas, que se atrevan a dar el paso y faciliten llegar a la opinión pública.

22/Dic/2010 10:33 GMT+1
Perfil · Privado
Javier_Garisoain
Administrador del foro


Mensajes: 13
Desde: 15/Dic/2010
#7 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

SI. HAY QUE ACTUAR YA.

Hola Ignacio... me alegra que me hagas esta pregunta.

Tienes parte de razón en tu crítica porque a veces los carlistas, tal vez impresionados por la grandeza de la herencia recibida, tenemos miedo de sacarla a la calle no vaya a ser que se manche con el barro. Pero claro, esa actitud no es carlista sino más bien "carlistista", es decir, que sería algo así como considerar al carlismo una pieza de museo, valiosísima, pero inútil.

Otra tentación -mucho peor porque nos convierte en un juguete de los conservadores- es la que considera al carlismo una especie de "guardia civil-civil" que ahora se mantiene en las brasas pero que volverá a salir a la calle "cuando se nos necesite".

Creo que estamos de acuerdo en cuál es la actitud correcta: hay que actuar ya. Cada uno en la medida de sus posibilidades, sin esperar a que seamos muchos, o ricos, o famosos. Es cierto que la calle está vacía (a lo mejor porque pasamos demasiado tiempo en internet, por cierto ) así que salgamos sin miedo que tenemos mucho por hacer.

22/Dic/2010 10:48 GMT+1
Perfil · Privado
indometacina
Participante guerrero

Mensajes: 6.055
Desde: 06/Ago/2004
#8 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

Internet es una parte necesaria, pero no suficiente; y es una buena herramienta para los pobres y los que no pasamos muchas horas clavados al trabajo.

22/Dic/2010 10:59 GMT+1
Perfil · Privado
capitan_valor
Participante habitual


Mensajes: 209
Desde: 19/Nov/2004
#9 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

Me gustaría plantearle una cuestión al scr. gen. de la CTC que llevo madurando un tiempo. Y es la separación entre el Carlismo, lo que es el Carlismo propiamente dicho, y su brazo político, es decir, el partido. El Carlismo se ha llamado históricamente Comunión Tradicionalista Carlista pero, ¿Porqué se ha de llamar así también el partido político que lo representa? Lo digo porque ese nombre creo que le perjudica, no llega al elector y si acaso le suena raro (por largo) o antiguo. Y si en el régimen actual no hay otra forma de influenciar en política que no sea a través de un partido político hay que buscar las fórmulas de hacerlo lo más atrayente posible, lo importante no es tanto cómo se llame cuanto los principios doctrinales que defienda.


Históricamente la CTC era una Comunión de ideales en la que el partido no era lo más importante. En ella se encuadraban el requeté, los círculos, las asociaciones estudiantiles como la AET, las margaritas, etc. etc. y también un partido político. Hoy día creo que existen las condiciones para que la CTC sea los círculos, la asociación Cruz de Borgoña, la Asociación Cruz de S. Andrés... y el partido que no tiene que llamarse igual que la Comunión porque forma parte de él. No se si me explico bien. Quizá con un nombre que no recuerde a nada del pasado (pero dejando bien claro a lo que pertenece, es decir, a la CTC) se pueda llegar más fácilmente o con más posibilidades de éxito a los españoles y por ende a los electores. Recuerdo que RENACE no actuaba políticamente como tal sino como Unión Carlista. Pues a algo así me refiero. No sé qué opinará al respecto pero me gustaria saber su opinión.


Muchas gracias.

22/Dic/2010 18:03 GMT+1
Perfil · Privado · Web
Javier_Garisoain
Administrador del foro


Mensajes: 13
Desde: 15/Dic/2010
#10 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

SOBRE LA COMUNION AMPLIA Y LA CTC PARTIDO

Buenas tardes "capitan_valor" y gracias por plantear este asunto tan interesante.

Nosotros siempre hemos dicho que el carlismo es algo más que un partido. Lo que sucede es que el estado de nuestra organización política allá por los años 80 era tan débil que desde los Congresos de la Unidad se prefirió trabajar preferentemente en el fortalecimiento de la CTC como núcleo político. Ello ha supuesto un cierto abandono en el campo social o asociativo que estamos tratando de corregir en los últimos años con la creación o promoción de asociaciones y círculos. De hecho el proyecto de la Liga Tradicionalista, aprobado en el XI Congreso del pasado mes de mayo, va en esta línea de dotar al proyecto político tradicionalista de un "colchón" social favorable.

Por suerte o por desgracia la denominación de CTC está desde 1986 vinculada a la dirección política y electoral que es la CTC como partido. En teoría -en mi opinión personal- sí que sería bueno ceder el nombre de CTC al conjunto social pero en la practica me temo que eso resultaría muy complicado. Por eso, en principio, la CTC seguirá siendo el "partido" mientras que la Liga Tradicionalista tendrá que ir tejiendo esa red social que cada vez es más necesaria.

22/Dic/2010 18:39 GMT+1
Perfil · Privado
Javier_Garisoain
Administrador del foro


Mensajes: 13
Desde: 15/Dic/2010
#11 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

Por cierto, no estoy de acuerdo en que Comunión Tradicionalista Carlista sea un nombre mucho más raro, más largo o más antiguo que otros bastante exitosos como por ejemplo el de esos dos grupos que están sacando adelante los presupuestos generales del estado: Partido Socialista Obrero Español y Eusko Alderdi Jeltzalea - Partido Nacionalista Vasco.

Con un poco de dinero para marketing electoral se pueden hacer maravillas.


Editado por Javier_Garisoain, Miércoles, 22 de Diciembre de 2010, 18:51
22/Dic/2010 18:48 GMT+1
Perfil · Privado
eusebito
Participante novel

Mensajes: 5
Desde: 04/Oct/2009
#12 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

El nombre ideal sería Partido Carlista; la gente lo entiende así.

22/Dic/2010 19:00 GMT+1
Perfil · Privado
capitan_valor
Participante habitual


Mensajes: 209
Desde: 19/Nov/2004
#13 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

El caso es que para el españolito medio el nombre Comunión Tradicionalista Carlista (por desgracia) sí que es raro. Primero no entienden bien eso de "Comunión", y segundo lo de carlista les retrotrae ineludiblemente al s. XIX. Y lo digo porque lo sufro en mis carnes cada vez que hablo a alguien de la CTC. Incluso he visto varias veces cómo en la propaganda electoral de la TV a veces se habla de "Comisión", en vez de Comunión y algunas pifias más.


Estoy de acuerdo con la Liga Tradicionalista pero es que creo que ya existe, es la propia Comunión. ¿No crees que sería mejor precisamente invertir los términos y llamar al partido Liga Tradicionalista? No creo que fuera tan complicado hacerlo, tan sólo sería cambiar el nombre al partido y ya está.

22/Dic/2010 19:02 GMT+1
Perfil · Privado · Web
Javier_Garisoain
Administrador del foro


Mensajes: 13
Desde: 15/Dic/2010
#14 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

Cierto, Eusebito, tú lo dices, Partido Carlista sería el nombre ideal. Pero está ocupado, así que no vamos a atascarnos en eso.

Capitán_Valor, en cuanto a las pegas que despierta nuestra denominación en el plano electoral estoy seguro que por un lado se pueden superar teniendo una buena base social, y también avanzando en el proyecto de los principios no negociables. El mundo de marketing electoral ofrece muchos ejemplos de "marcas electorales" que no tienen por qué coincidir con la denominación oficial del partido político que las promueve.


Editado por Javier_Garisoain, Miércoles, 22 de Diciembre de 2010, 19:14
22/Dic/2010 19:04 GMT+1
Perfil · Privado
indometacina
Participante guerrero

Mensajes: 6.055
Desde: 06/Ago/2004
#15 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

Eusebito soy yo, es el apodo que uso en el foro antiusura, je, je.

22/Dic/2010 20:02 GMT+1
Perfil · Privado
capitan_valor
Participante habitual


Mensajes: 209
Desde: 19/Nov/2004
#16 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

¿Se va a presentar la CTC a algún municipio en las próximas elecciones municipales? En caso negativo, ¿Porqué?

23/Dic/2010 17:40 GMT+1
Perfil · Privado · Web
currez
Participante guerrero


Mensajes: 4.626
Desde: 25/Jun/2004
#17 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

Javier,

Varias preguntas y un comentario que han dejado comentaristas en mi bitácora. Las preguntas:

- Rojobilbao: Hace años la bilbaína calle Espartero cambió de nombre (cosas del PNV) por el de un político de ¡oh casualidad! dicho partido "Juan de Ajuriaguerra". ¿Qué nombre fastidia más? (Sin acritud, que es sólo mera curiosidad)

- Al Neri: ¿Qué libro (solo uno) recomendaría a una persona que quisiera acercarse o conocer el carlismo sin conocimientos previos?

y un comentario/pregunta de un anónimo:

- Pues a mí la respuesta sobre Don Sixto me ha dejado desvelado. No aceptan en Don Sixto porque no confían en él. ¿No es un hipócrita decirse monárquico y luego elegir a dedillo el rey?. Más bien parecen que son demócratas o que se trata de una monarquía electiva... pero en fin, que se le va a hacer.

________________________________
26/Dic/2010 22:12 GMT+1
Perfil · Privado · Web
Javier_Garisoain
Administrador del foro


Mensajes: 13
Desde: 15/Dic/2010
#18 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

SOBRE ELECCIONES MUNICIPALES

A Capitan_Valor

Ante todo muy felices pascuas a todos los foristas y visitantes.

Lamentablemente, a día de hoy no tenemos confirmada ninguna candidatura con las siglas de la CTC en las elecciones municipales. La presentación de una candidatura municipal exige que haya un equipo de trabajo local que tenga un conocimiento suficiente de los problemas y necesidades de ese municipio concreto, así como una base social suficiente como para obtener algún concejal.

Por otra parte la presentación puramente propagandística en este tipo de elecciones, sin esperanzas de obtener representación, no nos parece demasiado interesante.

Dicho esto es importante recordar que desde la Comunión siempre hemos animado a todos nuestros afiliados y simpatizantes a que participen y se impliquen en la vida social y política más cercana. Ello supone también el apoyo y participación activa de todos los tradicionalistas en aquellas listas verdaderamente independientes -que las hay, especialmente en municipios pequeños- en las que se busque una política municipal libre de prejuicios ideológicos y centrada en los problemas reales de los vecinos.

Javier Garisoain

27/Dic/2010 15:36 GMT+1
Perfil · Privado
Javier_Garisoain
Administrador del foro


Mensajes: 13
Desde: 15/Dic/2010
#19 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

Y respondo ahora a las tres cuestiones transmitidas por Cúrrez (gracias!).


SOBRE EL CAMBIO DE NOMBRE DE UNA CALLE EN BILBAO (A Rojobilbao)

Siempre he pensado que los nombres de las calles son más importantes de lo que parece tanto para crear comunidad como por su componente educativo para los jóvenes. No es lo mismo nacer y vivir en la calle Pablo Iglesias que en la de Las Navas de Tolosa. Pero en el caso concreto que mencionas me da exactamente lo mismo (me caen igual de mal) Espartero que Ajuriaguerra.


SOBRE RECOMENDACION DE UN LIBRO PARA ACERCARSE AL CARLISMO (A Al Neri):

Hay muchos recomendables pero la novedad de este año, el grandísimo libro "Requetés, de las trincheras al olvido", sirve para entrar en el conocimiento del carlismo por la puerta grande.


SOBRE LA FALTA DE CONFIANZA EN DON SIXTO (A un comunicante anónimo)

He dicho sobre don Sixto, efectivamente, y es un dato objetivo a tener en cuenta, que "la inmensa mayoría de los carlistas, especialmente aquellos que le han conocido personalmente, no confían en él". Y tiene razón el opinante al decir que para un monárquico esa no es razón suficiente para rechazar o aceptar la legitimidad de nadie. Pero es queademás y antes que eso he dicho también que quienes presentan a don Sixto no se sabe muy bien si lo hacen "en calidad de rey, de abanderado o de regente". Don Sixto es un hombre soltero, de edad avanzada, sin descendencia, enfrentado a su familia, y alejado políticamente de la mayoría de los carlistas. Es duro tener que decir esto, pero es la verdad. ¿Qué esperanza puede ofrecer a los españoles?


Editado por Javier_Garisoain, Lunes, 27 de Diciembre de 2010, 15:44
27/Dic/2010 15:43 GMT+1
Perfil · Privado
martin_ant
Participante habitual

Mensajes: 280
Desde: 26/Dic/2008
#20 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

Una última pregunta acerca de la cuestión dinástica.

Se trata de si la CTC ha mantenido o tiene pensado iniciar conversaciones o relaciones con Don Carlos Javier, Don Jaime o Don Sixto (u otro) en orden a dilucidar y cerrar de una vez por todas la legitimidad monárquica en favor de alguno de los mencionados (o de otro).

Félix Martín

27/Dic/2010 22:14 GMT+1
Perfil · Privado
Javier_Garisoain
Administrador del foro


Mensajes: 13
Desde: 15/Dic/2010
#21 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

SOBRE LA CUESTION DINASTICA

A Félix Martín

En este asunto tan delicado hay que hilar fino pero espero saber expresar a continuación no mi opinión personal sino la de la CTC como grupo y más concretamente la de mis compañeros de la Junta de Gobierno. Si yerro en algo no tendré ningún problema en rectificar lo que sea necesario.

Como es bien sabido el fallecimiento sin descendencia del Rey Alfonso Carlos I abrió en el seno del legitimismo español una crisis sin precedentes que, de hecho, no pudo ser resuelta ni por la Regencia de don Javier, ni menos aún por sus hijos don Carlos Hugo o don Sixto. Tampoco por otros grupos minoritarios como el octavismo o la regencia de Estella. Ante esta situación, hubo -y hay- carlistas que consideran que lo único que resta a un carlismo descabezado es retirarse a casa para morir de viejo, arropado con el recuerdo y la nostalgia de lo que fuimos. Por contra, los carlistas que reconstituyeron la Comunión en aquel Congreso providencial de 1986 pensaron -de acuerdo con el mandato dado por Carlos VII en su Testamento político- que su responsabilidad era mantener al carlismo vivo, en torno a las banderas de siempre. Por eso se decidió entonces dejar aparcada la cuestión dinástica. Porque no se sabía o no se estaba de acuerdo en quién era el Rey, pero al menos si que estaba claro quién NO era el rey legítimo.

Y ahora... ¿estamos buscando al rey? Pues sí y no. Sí, porque ni aquel Congreso de la Unidad, ni la CTC en todos estos años, han cerrado nunca la puerta a la posibilidad de encontrarlo. Y no, porque los desengaños sufridos por el pueblo carlista nos obligan a ser extremadamente cautos.

Nuestra actitud hacia la familia Borbón-Parma, -como hacia cualquier otra familia que pueda reclamar para sí los derechos de la legitimidad-, quiere ser ante todo de respeto, y también de comprensión ante la dificultad evidente que supone asumir como Dios manda una carga tan pesada. Entiendo que esta posición de la CTC pueda parecer a algunos un tanto pasiva o tranquila. Queremos que nos conozcan -en esa línea va alguno de los contactos habidos-, pero no tomamos la iniciativa. El tiempo dirá si esta estrategia es o no acertada. En cualquier caso lo que pretendemos es ser muy realistas... en todos los sentidos de la palabra.


28/Dic/2010 00:49 GMT+1
Perfil · Privado
kabeltz
Participante guerrero


Mensajes: 1.035
Desde: 21/Sep/2006
#22 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

Hola Javier, me gustaría conocer tu opinión sobre el modelo empresarial tipo "cooperativismo de raiz católica" tipo Mondragón.


28/Dic/2010 15:09 GMT+1
Perfil · Privado
Javier_Garisoain
Administrador del foro


Mensajes: 13
Desde: 15/Dic/2010
#23 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

SOBRE EL COOPERATIVISMO DE RAIZ CATOLICA

A Kabeltz

Buenas noches,
Cualquier carlista, y de hecho cualquier católico que se tome en serio la Doctrina Social, entiende que las cooperativas (igual que otras instituciones, como las cajas de ahorro, nacidas para paliar las consecuencias desastrosas del liberalismo) son un modelo a estudiar, recuperar, actualizar y defender. Porque potencian la justicia y el equilibrio social; porque premian la solidaridad y los valores comunitarios sin negar la propiedad privada y el valor del esfuerzo personal; porque generan empresas arraigadas, beneficiosas para todo un territorio, difíciles de "deslocalizar" y hasta porque son en general más ecológicas. Además no se trata de una bella teoría sino que hay ejemplos bien patentes de empresas exitosas y que han hecho mucho bien a mucha gente.
Ahora bien, es evidente que muchas de las cooperativas católicas nacidas a finales del XIX y principios del XX (gracias en muchos casos al esfuerzo de carlistas) han perdido hoy el rumbo y hasta su mismo espíritu cooperativo. En gran medida porque han dejado de ser verdaderamente católicas. Poniéndonos un poco solemnes podríamos decir que han dejado de buscar "el Reino de Dios y su justicia..." . Por eso muchas han acabado convertidas de hecho en sociedades anónimas, con unos asociados que no participan, y con unos gerentes que se aprovechan de la pasividad de los socios para llevar las empresas con criterios puramente economicistas, cuando no especulativos.
No conozco demasiado el caso del grupo Mondragón, pero intuyo que su crecimiento desmesurado, unido a una innegable contaminación de nacionalismo vasquista, ha venido a ocupar el hueco que nunca debió dejar vacío el auténtico cooperativismo católico.

Toda esta historia del nacimiento, auge y adulteración de las obras sociales católicas nos demuestra que en esta vida no se puede dar nada por hecho o "atado y bien atado". Cada generación tiene la responsabilidad de mejorar la tradición recibida y a nosotros posiblemente nos toque, más que tratar de enderezar instituciones viejas, empezar algunas otras nuevas desde su base.

Estas son algunas ideas que me sugiere la pregunta a título personal. De todas formas invito a todos los interesados en el tema a que participen el próximo verano en los Cursos del Foro Alfonso Carlos I que se celebrarán en el mes de septiembre de 2011 en Toledo, porque precisamente se van a dedicar de forma monográfica a analizar cuestiones económico-sociales.

29/Dic/2010 23:12 GMT+1
Perfil · Privado
Hispanista
Participante guerrero


Mensajes: 9.311
Desde: 20/Jun/2005
#24 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

Javier, una pregunta, y es sobre un tema que no tengo nada claro y del que soy totalmente ignorante: El tema energético. Ahora han vuelto a subir la luz, según el señor ministro, "apenas lo que cuesta un café". Pienso que España tiene una dependencia energética brutal, y más de países como Libia, Argelia o Venezuela (Con jugosas comisiones para el campechano de la Zarzuela), que ya sabemos cómo están. Algunos hablan de energía nuclear, creo que incluso Blas Piñar lo llegó a formular. Países como Finlandia, Dinamarca o Noruega, que tiran bastante de este tipo de energía, no son precisamente los más antiecológicos de Europa, en cambio aquí estamos invirtiendo fortunas en molinillos de viento y cosas así (¡Con materiales chinos principalmente!), pagando a Francia la energía nuclear por otra parte, y somos de los países más contaminantes del Viejo Continente. En resumidas cuentas, ¿podríamos proponer a la sociedad un plan adecuado para, amén de no tener que depender tantísimo, no se le rascara tanto el bolsillo? ¿O quizá esto se escapa a nuestro cometido?

Gracias de antemano y muy feliz año nuevo.

________________________________
Nunca nos quitarán,
nuestras flores de lis,
¡Dios, Patria y Rey,
hasta vencer o morir!


http://sagradahispania.blogspot.com/
30/Dic/2010 18:33 GMT+1
Perfil · Privado
Irmao_de_Ca
Participante habitual


Mensajes: 176
Desde: 15/Oct/2008
#25 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

Hola Javier

Empiezo por expresarle mi admiración y estima por la forma como la Comunión Tradicionalista Carlista viene haciendo realidad de la tradición política española. Soy un monárquico tradicionalista portugués y veo en la vitalidad actual de la C.T.C. un ejemplo y una motivación para que en Portugal se empiece a trabajar en la construcción de un proyecto congénere. Infelizmente el tradicionalismo portugués no tuvo el mismo trayecto histórico ininterrumpido del carlismo o tampoco la misma concreción política; el miguelismo nació mezclado de absolutismo, jamás se libertó de ese estigma y hace mucho tiempo que no pasa de una lealtad dinástica malquerida por sus príncipes. Habrá que empezar de menos que cero; quiera Dios que un día podamos los miguelistas también, efectiva y organizadamente, luchar por Dios, Patria y Rey (siendo que los carlistas también lucháis por vuestros Fueros).

Diseñado el contexto, le coloco mis cuestiones: qué cuadro de relaciones desea la C.T.C. que se establezcan entre España y Portugal? Teniendo por referencia la idea de "federación con Portugal" que consta del testamento político de S.M.C. Carlos VII y de la programática de Vásquez de Mella, en que acepción o que plan es la misma vista por los carlistas actuales? Como califica las relaciones o los contactos actuales entre la C.T.C. y los monárquicos portugueses, particularmente los tradicionalistas? (si algún existe)y, por fin, en que modelo plantea la C.T.C. lo tan necesario refuerzo de lazos y integración de la Hispanidad? (Hispanidad tomada en su lato sensu, es decir, Portugal y países lusofonos inclusos)

Muy grato desde ya, con votos de un 2011 pleno de éxitos para la Comunión Tradicionalista Carlista, por ende, para el pueblo español.

Un saludo,

Luís

________________________________
res eodem modo conservatur quo generantur

http://sagradahispania.blogspot.com
HISPANIS OMNIS SVMVS

Editado por Irmao_de_Ca, Miércoles, 5 de Enero de 2011, 19:09
05/Ene/2011 19:08 GMT+1
Perfil · Privado · Web
Javier_Garisoain
Administrador del foro


Mensajes: 13
Desde: 15/Dic/2010
#26 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

SOBRE POLITICAS ENERGÉTICAS

A Hispanista

Buenos días, y perdón por tardar tanto en responder, espero estar un poco más pendiente del foro en adelante.

Empezando por tu última pregunta te diré que efectivamente, "quizá esto (el proponer a los españoles un plan energético nacional) escapa a nuestro cometido". Desde nuestra situación actual, al tratar de concretar demasiado posibles medidas de gobierno podríamos caer en la demagogia. En este como en cualquier otro asunto administrativo debemos siempre recordar que el objetivo de los carlistas, al revés que todos los demás "partidos", no es que gobiernen "los nuestros" sino los mejores y con la mayor imparcialidad posible. ("... que venga el Rey de España a la Corte de Madrid").

En lo que estamos todos de acuerdo es en señalar que la dependencia energética de España es, para cualquier gobierno, un problema prioritario que hay que resolver. En este sentido, en la última redacción de nuestro programa político, hemos incluido una referencia a las centrales nucleares. No tiene sentido que por purismo ecológico nos neguemos a que existan en España y que sin embargo estemos comprando energía de origen nuclear a Francia, que tiene varias centrales a pocos kilómetros de nuestra frontera. Por otro lado la energía cuesta lo que cuesta y es bueno que el consumidor final, empresa o particular, sea consciente de ello. La subvención de la energía enmascara la realidad y no puede ser buena para un desarrollo armónico de la actividad económica.

02/Feb/2011 09:25 GMT+1
Perfil · Privado
Javier_Garisoain
Administrador del foro


Mensajes: 13
Desde: 15/Dic/2010
#27 · ▲
RE: Tengo una pregunta para el secretario general de la CTC

SOBRE LA HERMANDAD CON PORTUGAL

A Irmao_de_Ca (Luis)

Estimado Luis,

Empezando por las raíces comunes, y sin querer hacer historicismos de ninguna clase, no olvidemos que Portugal fue parte de la Hispania romana, que compartió con otros pueblos peninsulares el dominio de los suevos y los visigodos, que junto con el resto de Hispania sufrió la invasión musulmana y los largos avatares de la Reconquista, que en su origen fue un condado perteneciente al reino de Asturias-León. Que hasta mediados del siglo XII no se consolida como un reino independiente. Que más adelante vivió aún sesenta largos años compartiendo reyes (Felipe II, Felipe III y Felipe IV) con los otros reinos hispánicos. Desde entonces España y Portugal han vivido dándose la espalda, y este alejamiento se hizo más profundo con la consolidación de los estados-nación liberales.

La propuesta carlista de "federación" con Portugal se enmarca, como bien apuntas, en una unidad más amplia que es la de todos los países hispánicos. Los carlistas quisiéramos que aquella gran confederación de "repúblicas" que fue la Monarquía Católica volviera a renacer con el mismo espíritu, aunque las formas fueran diferentes hoy en día. A veces desde el entorno tradicionalista se oye hablar con cierta envidia de la Commonwealth británica y es que hay que reconocer que dentro de su típico sentido práctico los ingleses lo han sabido hacer bastante bien al mantener una estructura de asociación política, cultural y económica presidida por la reina de Inglaterra. Ojalá pudiera existir también algo parecido -y mejor- para España, Portugal, Hispanoamérica, Filipinas y todos los antiguos territorios hispanoportugueses de Africa, Asia y Oceanía.


En cuanto a nuestra relación con miguelistas portugueses existen contactos con particulares, pero como bien sabes lamentablemente no hay en Portugal un grupo político que pueda ser equiparable a nuestra CTC.

13 oct. 2016

La Virgen de la cueva

Así es como va calando la apostasía general en España. En parte mediante legislaciones inicuas que excluyen a Dios de la vida pública, a cualquier planteamiento trascendente de la vida social. Pero también con pequeños gestos como éste que traigo a colación, extendidos para más inri por entidades que se suponen católicas y benéficas. Es un pequeño ejemplo, pero un buen ejemplo de lo que quiero decir, creo.

Ahora que comienzan las lluvias rescato una foto que hice no hace mucho en Correos. Reproduce una tarjetita supuestamente benéfica impresa por la ONG "Mensajeros de la Paz". Bajo la inocente apariencia de unas "canciones populares infantiles" nos cuelan lo siguiente:



Y así es como me entero de que la que está en la cueva en esta España del siglo XXI ya no es la Virgen, como todo el mundo pensaba, sino que es "la vieja". ¿De dónde sale esto de la vieja? A todas luces se trata de un invento reciente y la prueba es que ciertos payasos afeminados de esos que cuelgan sus vídeos en youtube han hecho otra versión invocando a "la niña de la cueva". ¿La niña? ¿la vieja? ¿en qué quedamos? Esto es como la canción de "mi barba tiene tres pelos" pero lo que no se puede decir ahora es la palabra "Vírgen".

No puedo creer que los responsables de Mensajeros de la Paz, incluido el melifluo Padre Angel, sean tan idiotas como para no darse cuenta del cambiazo. ¿Lo hacen a propósito entonces? ¿Piensan tal vez que así recaudarán más dinero para los pobres? Pues con el mío que no cuenten.

----

Por cierto, este es el santuario de la Virgen de la Cueva, en Piloña (Asturias). Bonito ¿verdad?



9 oct. 2016

Entrevista en Ikusle.com

ENTREVISTA. Javier Garisoain (CTC): “Montejurra fue una operación de las cloacas para apartar al carlismo de la vida política”

XABI OLASKOAGA - 09/10/2016


Javier Garisoain es, además de navarro y librero, carlista. Aunque para muchos el carlismo sea un movimiento político asociado con el pasado, la realidad es que todavía existen vascos y navarros que suspiran porque “venga el rey de España a la corte de Madrid” y que exista en el Estado un “gobierno justo, que respete los fueros de las regiones y de toda la sociedad”.

Ikusle: ¿Qué ha supuesto el carlismo en la historia política del País Vasco y Navarra?
Javier Garisoain: El carlismo es un movimiento político propio de toda España, de todas Las Españas como nos gusta decir en plural, pero en Álava, Gipuzkoa, Bizkaia y Navarra ha tenido históricamente mucha fuerza, posiblemente porque la pervivencia de instituciones forales hizo más difícil que estas fueran controladas por las camarillas liberales. Dejando aparte interpretaciones mitológicas o prehistóricas lo cierto es que la primera y única vez en la historia en la que Álava, Gipuzkoa, Bizkaia y Navarra han constituido ellas solas un Estado independiente ha sido durante algunos años de las guerras carlistas. Pero este hecho no se puede manipular. No formaron ese Estado para mirarse el ombligo sino como un paso previo para la reconquista de toda España.

¿Qué supone esa reconquista de toda España por parte del carlismo?
El carlismo es un movimiento monárquico, defensor del rey legítimo frente a los usurpadores liberales. Su objetivo práctico a lo largo de todo el siglo XIX fue simplemente, como dice el himno de Oriamendi: “Que venga el rey de España a la corte de Madrid”. Cuando digo reconquista no pienso en términos de conquista del estado, al estilo de los partidos políticos del sistema, sino en propiciar que haya un gobierno justo para toda España, un gobierno que respete entre otras cosas los fueros de las regiones y de toda la sociedad.

¿Qué importancia tiene el carlismo en la creación de UPN y del PNV? Hay quien vincula el nacimiento de ambas formaciones o encuentra antecedentes del carlismo en las mismas…
El carlismo es un movimiento político que requiere del equilibrio entre las tres partes de su ideario. Si sacas de quicio el lema de Dios caes en el integrismo. Si exageras el de patria y fueros puedes caer en el nacionalismo, tanto el centralista como el separatista. Y si exageras la idea de rey se podría terminar en un autoritarismo. Lo mejor del carlismo es ese equilibrio. Las personas que abandonan el carlismo suelen terminar en alguno de esos extremos porque exageran algo y hacen reduccionismos. Por ello, el PNV no viene del carlismo, no es una consecuencia lógica ni fruto de un desarrollo del pensamiento carlista. En su origen es una mezcla de integrismo y de ideología alemana. En cuanto a UPN es, simplemente, un instrumento de participación conservador-liberal dentro del sistema partitocrático actual. Algunos de sus fundadores eran ex-carlistas pero ¿en qué partido político no entró algún ex-carlista en los años de la Transición?

Aprovechando que la mencionas, hablemos de la Transición. ¿Cómo y por qué se produce la división del carlismo entre la Comunión Tradicionalista Carlista y el Partido Carlista de Euskal Herria?
En los años 60, el carlismo necesitaba posiblemente una puesta al día en sus formas, en su lenguaje, para llegar mejor a la gente. Pero una cosa es actualizar su imagen y otra muy distinta darle la vuelta a su Ideario. El carlismo a lo largo de su historia ha tenido muchas tentaciones para dejarse arrastrar por las modas del momento. En el siglo XIX hubo una tentación romántica, luego vino la integrista, en los años 30 la tentación fue el totalitarismo que entonces se presentaba como lo más moderno y futurista. La tentación en la que cayeron los huguistas, y de la que se fueron descolgando al final casi todos los carlistas, fue la de hacer del carlismo un partido puramente social, ideologizado y abducido por la fuerza de las corrientes izquierdistas. La Comunión Tradicionalista Carlista se reconstituyó en 1986, para recoger los restos del naufragio y volver al carlismo de siempre, el de Dios, patria, fueros y rey.

Uno de los momentos más polémicos del carlismo fue los sucesos de Montejurra en 1976. Lo que allí sucedió sigue siendo, en gran medida, una incógnita, con la participación de partidos de izquierda y comunistas, ultraderechistas italianos, franquistas, guerrilleros de Cristo Rey, falangistas… ¿Qué pasó realmente en Montejurra?
Es posible que nunca lleguen a saberse todos los detalles pero con lo que sabemos hoy podemos afirmar que aquello fue una operación de guerra sucia, de lo que se dice las cloacas del estado, con el objetivo de apartar al carlismo de la vida política española. Y el objetivo, que se consiguió en gran medida, consistía en apartar a todos los carlistas con independencia de las disputas de fondo que en aquel momento se estaban produciendo entre unas y otras tendencias.

¿Cuál es la situación actual del carlismo en el País Vasco y Navarra?
El carlismo es, en general, muy respetado como movimiento histórico, porque su historia está llena de vidas ejemplares, de gente coherente, sencilla, creyente, idealista, que participaba en las luchas políticas por pura convicción y sin afán de protagonismo o de lucro. Las organizaciones políticas carlistas son muy débiles y minoritarias, apenas han tenido actividad electoral. Sin embargo en política el simple mantenimiento de unas ideas puede dar lugar a rebrotes importantes. Estos pequeños núcleos carlistas dan frutos e influyen todavía más de lo que pudiera parecer a simple vista.

http://www.ikusle.com/politica/09/10/2016/entrevista-javier-garisoain-ctc-montejurra-fue-una-operacion-de-las-cloacas-para-apartar-al-carlismo-de-la-vida-politica/

8 oct. 2016

Cómo defender a la familia de los ataques del estado moderno

https://youtu.be/N2638OT7Q7I
Un primer borrador para el Manual del vecino
(Ponencia presentada en los Cursos de Verano del Foro Alfonso Carlos. Sevilla, septiembre de 2016)

https://youtu.be/N2638OT7Q7I

Lo primero que hay que decir en relación con el estado y la familia es que el estado no tiene por qué atacar a la familia. No todos los estados han atacado siempre a la familia. Es más, el origen del Estado tiene mucho que ver con la defensa, la protección y el cuidado de la familia. La teoría roussoniana del buen salvaje es una elucubración absolutamente teórica e irreal. Sin embargo no lo es tanto pensar que antes de la constitución de los estados, antes de ese famoso “contrato social” imaginario, no había individuos aislados sino familias. Fueron las familias las que construyeron las primeras aldeas y ciudades. El trabajo de los arqueólogos consiste en buscar viviendas; habitaciones familiares. Incluso en los enterramientos, allí donde aparecen con más protagonismo los restos individuales son frecuentes los enterramientos colectivos.

En el origen de todas las civilizaciones las familias eran siempre más fuertes que el Estado. Su patrimonio pasaba de padres a hijos con una regularidad que nunca tuvieron las administraciones públicas nacientes. La fuerza de los primeros reyes no residía en un cuerpo de funcionarios sino en su propia familia. Fuerza que se vió incrementada con la institución de la monarquía hereditaria. Las gentes elegían a una familia para que gobernase a todas las demás. Un rey no era nadie sin familia real, sin clan. Una tribu, un linaje, garantizaban mucho mejor el cumplimiento estable de una serie de funciones al servicio de todo un pueblo, que un único individuo. La misma Biblia nos presenta al pueblo israelita repartido en doce tribus, doce linajes, doce familias de familias. Los levitas garantizaban el servicio en el Templo. De la tribu de Judá, del linaje de David, esperaban los judíos al Mesías.

Hoy, el Estado se ha convertido en una especie de familia artificial que protege a los nuevos tiranos de guante blanco y que se va regenerando por adopción. Esto es en realidad lo que se viene llamando “la casta”. Los administradores del Estado abandonan a su familia -o la incorporan directamente a la sombra del poder- esforzándose por dar continuidad al artificio. Y así es como el Estado ha pasado de ser un instrumento controlado por las familias a una gran macrofamilia sintética que trata de controlar a las familias de verdad.

El poder del Estado moderno tolera mal la existencia de esa realidad estable, tranquila, que como un mar de fondo sostiene todo el sistema y amortigua todas las crisis del mismo. El Estado moderno quisiera la desaparación de la familia. Y si no lo quiere realmente la verdad es que lo parece. Porque todas sus acciones van encaminadas al mismo fin: la disolución de los vínculos familiares, el debilitamiento del patrimonio, de la herencia, del linaje. El estado procura que los hombres y especialmente las mujeres no vivan allí donde trabajan, nada mejor para debilitar física y mentalmente a un posible resistente que obligarle a un viaje largo al inicio y al final de la jornada. Si todos viviéramos en nuestro mismo lugar de trabajo, o cerca del mismo, seríamos mucho más difíciles de dominar. El estado procura además que los niños y los jóvenes estén el mayor número posible de horas fuera del hogar: colegios, guarderías, ludotecas, extraescolares, centros juveniles. Lo mismo cabe decir de los ancianos: centros de día, residencias, pisos tutelados...

Todas estas instituciones son presentadas como herramientas para apoyar a la familia, como ayudas a la economía familiar, pero en realidad lo que principalmente consiguen es debilitar los vínculos familiares, desarraigar a las personas de su entorno.

Las leyes divorcistas en primer lugar y todas las que han ido desvirtuando el matrimonio natural, -leyes cuya derogación es vista por la mayoría de los católicos como una causa perdida-, no son sólo una consecuencia de los problemas que tienen las familias actuales sino que son el origen de que se haya devaluado el mismo concepto de matrimonio. Una legislación que prohibe de hecho el matrimonio para toda la vida, que establece clausulas más duras para rescindir un contrato de alquiler, o para liberarse del contrato de permanencia del teléfono, que para romper una promesa sagrada es un ataque directo a la familia. Un ataque previo y de consecuencias devastadoras para el conjunto de la sociedad. Y sin embargo, con cada boda se abre un nuevo frente de lucha. Y el estado anti-familia lo sabe. Si cada nuevo matrimonio tuviera claro que al fundar una familia nace un nuevo protagonista político y social...

El problema de fondo que sufren las familias, en tanto que familias, no es tan solo la actual ideología de género que parece que lo contamina todo; ni siquiera el aborto, ni el materialismo, ni el alcohol o la droga, ni la pornografía o la inmoralidad en general. El problema no es sociológico sino político. Y como todo lo político, con raíces prepolíticas teológicas (como enseñaba Donoso). Existe una fuerza, coherente en su maldad, que elabora su discurso y promueve unas políticas determinadas de forma consciente y planificada. Esa fuerza, o esas fuerzas, buscan la destrucción o, cuando menos, el debilitamiento de la familia.

Muchos católicos y grupos que podríamos llamar “familiaristas” han intentando ofrecer consejos para la autodefensa del núcleo familiar desde un punto de vista espiritual, religioso, prescindiendo del factor político. Como si la política fuera una energía natural, como los terremotos, o los tsunamis, inevitable e imprevisible. Aconsejan, por ejemplo, dar prioridad a la familia antes que al trabajo, educar en el ser antes que en el tener, promover la espiritualidad para luchar contra el materialismo, estar abiertos a la vida, asumir los padres la educación de los hijos con responsabilidad. Estoy absolutamente a favor de todos y cada uno de estos consejos porque es cierto que constituyen una base que hará posible la resistencia más tenaz. Pero es imprescindible completar la lista con algunas orientaciones de carácter político. Es que si no, si llevamos a su extremo ese familiarismo cerrado que reniega de la política podríamos llegar a la conclusión de que quienes más hacen por la familia no somos nosotros ahora sino precisamente quienes no han venido a este foro ni participan nunca en foros similares.

Dicen que la mejor defensa es un buen ataque. No se trata -al menos por el momento- de convertir cada familia en una partida guerrillera rebelde pero sí de entender que la familia, cada una de nuestras familias, es un agente político.

Ser un agente quiere decir que uno no se limita a la queja, la manifestación o la recogida de firmas. Sería imposible agotar en este artículo una lista de consejos prácticos que respondan al “cómo defender a la familia de los ataques del estado moderno”. Ahí van algunas sugerencias que necesariamente han de ser mejoradas y ampliadas:

1. Conoce la historia de tu familia, de tu apellido, inculca en tus hijos amor y admiración por los antepasados. Visita los cementerios, guarda y cuida el álbum de fotos familiar.

2. Arráigate, (como la Sagrada Familia en Nazaret) haz que en la medida de lo posible la residencia de tu familia no sea un lugar de paso. Empadrónate.

3. Asóciate con otras familias, familias numerosas, asociaciones de padres de alumnos, asociaciones de vecinos, grupos o movimientos religiosos...

4. Conoce y ama a la familia de tu cónyuge. Interesate por la familia de tus amigos y tus compañeros de trabajo. Acostumbra a tus hijos a que vean, detrás de cada uno de tus amigos y conocidos a una familia.

5. Agranda tu familia, mantén el contacto con primos, parientes de toda clase. Y procura que ese contacto no se limite a las fiestas familiares sino que integre actividades profesionales, económicas, de acción social, de ayuda mutua.

6. Da prioridad a las celebraciones y reuniones familiares.

7. Resiste económicamente hasta el límite, evita las subvenciones (evita principalmente el control y la pérdida de libertad que casi siempre va asociada al concepto de subvención), calcula siempre las opciones legítimas que sean más beneficiosas para el patrimonio familiar.

8. Si es posible establece una empresa familiar, e implica en su desarrollo a todos los miembros de la familia.

9. Si trabajas por cuenta ajena procura que tus jefes, tu empresa, conozcan a tu familia. Que no te vean ni te puedan tratar como a un individuo aislado.

10. Olvídate del voto personal y secreto. Especialmente en las elecciones municipales, procura que los votos familiares vayan siempre unidos en pro de la propuesta que sea más favorable a los intereses familiares.

11. Procura inculcar en tu familia la conciencia de vecindad. Participa activamente en la comunidad de vecinos, en las actividades vecinales y en las elecciones municipales a través de candidaturas independientes.

12. Mantén y promueve los propios códigos internos de la familia. Las costumbres, los ritos, las “manías”. Cuanto más abundante sea el vocabulario familiar mejor.

13. Abre tu casa como refugio a los necesitados. Haz de tu familia una auténtica ONG. Esta actitud os enriquecerá.

14. Colabora con los centros de orientación familiar diocesanos, ayuda a las víctimas del divorcio.

15. Controla los medios de comunicación que entran en tu casa y apoya solamente a aquellos comprometidos con la familia como Dios manda. Limita en lo posible el uso de internet.

16. Haz por tí mismo todo lo que puedas sin pedir la ayuda de la administración. Si tu vecino tiene la música demasiado alta no llames a la policía, habla con él.

17. Vincula a tu familia a la Parroquia. Participa en sus actividades pastorales todo lo posible. Reza en familia. Conságrala al Sagrado Corazón de Jesús. Participad, en familia, en romerías y tradiciones populares.

18. Estudia y difunde la historia de tu pueblo, de tu barrio, de tu calle, de tu comunidad de vecinos.

19. Desayuna, come y cena en casa. En familia.

20. Cocina en casa. Y si es con recetas familiares, mejor.

21. Compra o contrata los servicios de comercios y profesionales que defiendan la familia, que hagan descuentos a familias numerosas, etc.

22. Lleva a tus hijos a un colegio que defienda la familia como Dios manda. Implícate en la vida del colegio, asóciate con otros padres, exige tus derechos como educador, protesta y reclama siempre que sea necesario.

23. Cuidado con los créditos y las hipotecas. No te endeudes por sistema hasta perder libertad.

24. No tengas miedo a ser raro o, mejor dicho, a ser normal en un mundo raro. Inculca en tus hijos ese sentimiento liberándolos de complejos.

25. Esfuérzate por buscar alternativas al ocio.

26. Cultiva tus principios, lee y difunde libros buenos, publicaciones que los defiendan. Educa contracorriente.

27. Vigila las adicciones: la droga, el sexo, el juego.

28. Haz propaganda de todo lo bueno. Ayuda a que se conozcan las buenas iniciativas, las pequeñas victorias.

30 sept. 2016

El adiós de un navarro

Se nos ha ido un navarro de los de antes. De los de siempre. Acaba de fallecer mi suegro, José María Guindano Ciprés. Un hombre cabal, un cristiano de pies a cabeza, una vida plena, de trabajo, de generosidad, 9 hijos, 8 nietos...

"Sólo siento no haber amado más a Dios" nos decía el pasado domingo, en su despedida, acompañado por su esposa y sus hijos. ¿Qué es al fin y al cabo lo importante, a la hora de la verdad?

"El quererse, siempre os he querido, lo primero es el querer". Jose Mari no deseaba pronunciar la palabra amor, tan elevada, y tan adulterada. Amar es querer el bien del otro. Y si no no es amor.

"No estamos para ser héroes, sino para ser santos". Al echar la vista atrás desde esa atalaya que supone una enfermedad larga, ese "hermano cáncer" que le ha ofrecido tantos ratos para meditar y discernir, José Mari entendía que: "No se puede ser perfectos, pero lo que nunca me ha faltado es una pauta"... Qué forma más certera de explicar la luz de la fe. La única luz que puede hacernos santos. ¿Cómo será vivir sin ella? ¿Y cómo morir sin ella?

"La alegría más grande, un hijo sacerdote". La alegría -y el privilegio- de tener a su hijo, Eusebio, celebrando la Santa Misa en la habitación del hospital, ofreciéndole el sacramento de la unción en nombre de la Madre Iglesia... Hay muchas cosas de José Mari que no olvidaremos, pero esa despedida, esas palabras y últimos consejos en familia, esas lágrimas que, como bien dijo mi cuñado Xavier al hablar en nombre de todos, no eran sólo de pena, nos dan una gran paz en estos momentos.

"En fin, es difícil dar consejos. Es mejor dar ejemplo". ...
¿Qué mejor consejo? 
¿Qué mejor ejemplo?

Descansa en paz, Jose Mari.

5 sept. 2016

LA FAMILIA, TEMA CENTRAL DEL FORO ALFONSO CARLOS 2016 EN SEVILLA

En unos días, los 16, 17 y 18 de septiembre, se va a celebrar en Sevilla la clásica convocatoria de los cursos de verano del Foro Alfonso Carlos I. Este año el tema de los mismos es LA FAMILIA.

Tal vez convenga aclarar que, como carlistas, nuestra intención principal es hablar de política familiar. Y naturalmente de las políticas antifamiliares que caracterizan a todas las ideologías revolucionarias, desde el liberalismo decimonónico clásico hasta las últimas tendencias de la ideología de género. Hablaremos pues de política, y no tanto de autoayudas, ni de terapias familiares, ni de psicología evolutiva, ni de técnicas pedagógicas. Todos los enfoques tienen su valor, y muchos pueden sumar aspectos positivos apoyándose unos a otros. La familia, más que cualquier otra realidad humana, se presta a una diversidad de enfoques inmensa.


Pero dicho esto es preciso insistir en que lo que como carlistas podemos aportar es nuestra convicción de que familia es la célula básica de la sociedad, célula también política, previa al estado, cuerpo social natural elemental sin el cual la comunidad humana corre el riesgo de convertirse en una masa de individuos fácilmente manipulable. 

Programa e inscripciones aquí: 


4 sept. 2016

La Comunión Tradicionalista Carlista, una organización necesaria

A lo largo de los últimos treinta años transcurridos desde su reconstitución, la Comunión se ha esforzado siempre en construir una organización. Siempre hemos tenido claro que no somos un partido político, que nos repugna la idea de ver a los auténticos españoles convertidos en un partido más, entrando en pugna con los grupos ideológicos, máquinas electorales, por la consecución de un trozo de la tarta del poder político. Pero eso no quiere decir que hayamos renunciado a trabajar de forma organizada. Para ser carlista no hace falta nada mas que tener una íntima convicción. Es cierto. No hacen falta ni formularios ni carnets. Pero ser miembro de una organización política llamada Comunión Tradicionalista Carlista, requiere, lógicamente, que esa convicción se exprese y confirme adecuadamente. La Comunión es un instrumento al servicio de España. Y para ser útil debe tener un mínimo de organización.

En un primer momento, tras los Congresos de la unidad carlista, la procedencia de unos y otros todavía era algo a tener en cuenta. Es por eso que además de la Junta de Gobierno como órgano máximo de dirección se constituyó un Consejo fuerte, un órgano para dar confianza a todos en el terreno doctrinal y que, de alguna manera, representaba a los grupos políticos que habían confluido en 1986. Pasados unos años se entendió que no era práctico mantener en el seno de la Comunión esa bicefalia: Consejo y Junta de Gobierno. La actual estructura organizativa de la Comunión es el resultado de lustros de experiencia en los que se han tratado de combinar con prudencia la ortodoxia antiliberal, el respeto a la diversidad regional, la herencia histórica de una gran organización “de masas” y la visión realista de una estructura reducida que ya no cuenta con aquel “pueblo carlista” de antaño.

Desde el principio quedó claro que la base de la Comunión son sus afiliados, españoles mayores de edad que expresan su voluntad de pertenecer a nuestra organización. Sin embargo este acuerdo básico hubo de superar algunas inercias: la de quienes exageraban por ejemplo la importancia de pertenecer a una estirpe familiar carlista, como si el ser nieto de un carlista famoso pudiera eximir del pago de cuotas; o también la de quienes, ante la pobreza de nuestra influencia política, estaban dispuestos a permitir una doble militancia entre la Comunión y partidos “de orden” del sistema.

Superadas estas y otras indefiniciones la Comunión mantiene actualmente una estructura que podríamos resumir en este esquema:

Afiliado. La afiliación es un acto personal, que requiere además el aval de otros dos afiliados. A efectos prácticos, para convocatorias de toda índole, nuestras juntas y círculos tienen muy en cuenta la realidad familiar de los carlistas. Porque no somos un movimiento de abogados treintañeros sino más bien de familias comprometidas con el bien común.

Círculos locales, comarcales y provinciales. En su ámbito más próximo, la Comunión alienta la creación de los tradicionales círculos carlistas como forma de fomentar la convivencia, la transmisión del Ideal entre generaciones, la vida real y cotidiana de los vecinos y compatriotas.

Juntas y delegaciones regionales. Los órganos propiamente políticos de la Comunión son las Juntas Regionales. Allí donde no haya sido posible constituir una junta estable la Junta de Gobierno nombra delegados.

Junta de gobierno y sus delegaciones. El máximo órgano de dirección de la Comunión cuenta con una Comisión Permanente a la que se suman los presidentes regionales como vocales para formar el Pleno. Además la Junta ha ido organizando diferentes delegaciones que le ayudan en su labor: Secretaría técnica, Prensa, Relaciones internacionales, Cruz de Borgoña, Ahora información, Foro Alfonso Carlos, Bazar Carlista, Historia y Cultura, Socorro Blanco, Grupos de Propaganda, Vida y Familia, Economía familiar, etc.

Diputación General. Es el órgano máximo entre congresos y la forman el Pleno de la Junta mas los consejeros nacionales.

Congreso Nacional. Es el órgano máximo de decisión. En sus reuniones se designan los cargos de la Comisión Permanente de la Junta de Gobierno así como los consejeros. También aprueba las medidas de programa y de organización.

Publicado en Ahora información 141

2 sept. 2016

Sobre los huesos de la cripta del Monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada

Sacar unos huesos de una tumba no parece una gran hazaña. Y sin embargo los progres nostálgicos de Pamplona (nazionalistas + comunistas + podemos) están tratando de venderlo así mientras preparan con ilusión su particular 20-N. Quieren anunciar el fin de los enterramientos de la cripta del Monumento de Navarra a sus Muertos en la Cruzada como si ello representara una gran victoria para las vitrinas del "antifascismo". Como si clausurar un cementerio que lleva 80 años sin acoger a nuevos muertos fuera una urgencia sanitaria. O como si cambiar la ubicación de unos pobres restos enemigos fuera un primer paso triunfal previo a la demolición del Monumento.

Todo el mundo sabe que los familiares son muy libres de hacer traslados óseos. Alguno diría que ya no son tan libres cuando se les presiona desde la administración para ello. Pero aunque vaciaran todas y cada una de esas tumbas, no cambiaría un ápice ni la historia ni el testimonio que supone la mera existencia de ese gran edificio en el centro de Pamplona.

Las "victorias" de los revanchistas consisten en hacer exposiciones sacrílegas o en mover huesos. La nuestra es que día tras día esas piedras de la plaza de la libertad sigan gritando que hace 80 años la gran mayoría de los navarros se alzó libremente, leal a su propio gobierno foral, en contra del gobierno laicista y totalitario "de Madrid". Eso es lo que quisieran cambiar. Y rabian porque no pueden.

5 ago. 2016

EL REY Y SU GOBIERNO. Y LA SOCIEDAD REPRESENTADA EN LAS CORTES


El sistema partitocrático español es un timo. Y además una chapuza. Ahora mismo, agosto de 2016, hay analistas que están pensando seriamente en unas terceras elecciones. Eso sería un desastre para la partitocracia, o sea, que sería bueno para España. Veremos.

Una salida bastante sencilla en caso de bloqueo como el actual sería hacer una "segunda vuelta". Eso sería práctico y nadie saldría con la tontería de que "no es democrático". Además restaría poder a los partidos separatistas.

Ahora bien, lo suyo sería que al presidente del gobierno lo nombrara libremente el REY.
Lástima que el de la Zarzuela no sea el rey legítimo...

En cualquier caso mucho más importante que decidir quién manda sería conseguir que la sociedad estuviera bien representada en las Cortes. Representada ante quien manda, para controlar al que manda. Ese papel no lo pueden cumplir bien los partidos políticos porque su objetivo no es representar a la gente sino alcanzar el poder.

Con el sistema actual solamente podemos disfrutar de un poquito de libertad mientras está el gobierno en funciones. En cuanto logren formar gobierno se acabó: otros cuatro años de tiranía partitocrática.

23 jul. 2016

Mi celebración del 19 de julio

Un pequeño medio digital llamado El Pamplonauta (su redactor Arturo Cisneros, concretamente) ha publicado un artículo mal documentado y bastante desorientado que me obliga a salir al paso para aclarar algunas cosas en relación con mi celebración del 19 de julio. Si me han de insultar o partir la cara al menos que sea por lo que soy -católico, navarro, español y carlista- y no por meterme en ese revoltijo tan recurrente de los fachas, o los franquistas. 

Este es el enlace al artículo en cuestión (que ha reproducido el diario podemita "Diagonal"):
http://www.pamplonauta.info/2016/07/21/la-ultima-misa-franquista-monumento-los-caidos-pamplona/

Y esta es mi respuesta al mismo:

******************

En primer lugar hay que aclarar que no existe en la liturgia católica ningún rito especial que se pueda denominar "franquista". No existe la "misa franquista" ni menos aún la "misa de homenaje franquista". Las eucaristías que celebra la Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz son misas católicas ordinarias en las que se lee la Sagrada Escritura, se realiza el rito de la eucaristía y se reza por los difuntos. (Y también se hacen -por cierto- en desagravio por el sacrilegio de la exposición organizada por el ayuntamiento en ese mismo edificio hace unos meses.)

No es correcto decir que la citada Hermandad tenga "ideología franquista". Es una asociación religiosa canónica que carece de fines políticos. Se fundó en un momento histórico concreto por católicos que, bajo su responsabilidad, y con su obispo a la cabeza, después de entender que se habían agotado las vías pacíficas, decidieron adherirse a un alzamiento contra un gobierno que consideraban ilegítimo. La citada Hermandad lo único que recoge -y actualiza- es ese espíritu de defensa de valores religiosos. A veces parece que nos olvidamos de que el régimen contra el que se alzaron aquellos católicos había desencadenado una auténtica persecución religiosa. Y no sólo a partir de 1936, pues ya desde 1931 se quemaron iglesias y en el fallido golpe de estado socialista de 1934 se asesinó a nada menos que 34 miembros del clero.

Como político, como carlista y como navarro, tengo que decir, para que se entienda bien mi posición, que lo que los carlistas conmemoramos el 19 de julio no es ni la guerra civil, ni la represión, ni el establecimiento posterior de la dictadura de Franco. Nosotros no celebramos nada de eso. Lo que recordamos con admiración y respeto es el espíritu del 19 de julio, un espíritu popular y civil que llevó hace 80 años a miles de navarros, -leales al gobierno legítimo de la Diputación Foral de Navarra-, a alzarse contra otro gobierno, el de Madrid, que consideraron ilegítimo porque estaba amparando la anarquía y la persecución religiosa. 4.704 de esos sublevados murieron en el frente a lo largo de la contienda y sus nombres están inscritos en el Monumento de Pamplona. Otros navarros murieron fuera de navarra, víctimas de la represión y persecución de la "zona roja". Otros más fallecieron en los bombardeos de Pamplona o Lumbier. Sus familiares y amigos tenemos todo el derecho del mundo a reconocer su heroísmo, a honrar sus restos, o a rezar por ellos. Al menos el mismo derecho que los familiares y amigos de los combatientes y represaliados del bando republicano.

La historia de Las Españas está llena de guerras y de violencias y supone un llamamiento constante para que evitemos los mismos errores. Es fácil poner la etiqueta de culpable al que toma la decisión de enfrentarse al gobierno pero ¿qué sería del mundo si todas las personas, a lo largo de toda la historia, se hubieran sometido siempre, sin protesta alguna a los caprichos de los poderosos? Cuando recuerdo el heroísmo que tuvieron los sublevados de 1936 pienso en el de los protagonistas de otros alzamientos históricos como los del 718 contra los musulmanes, del 1212 contra los almohades, de 1808 contra Napoleón, de 1833 contra los liberales... Entiendo que otros pueden tener otras preferencias, y verán con admiración a golpistas liberales como Riego o a los anarquistas de la "semana trágica" de Barcelona. Lo entiendo y lo respeto. Lo único que pido es ese mismo respeto.

Javier Garisoain

4 jul. 2016

La rojigualda, la bandera de todos los españoles

Ahora que se acerca el 18 de julio y el 80º aniversario del Alzamiento-Cruzada de 1936 es un buen momento para reivindicar la bandera de España como signo de unidad de todos los españoles, por encima de intereses, partidos, ideologías o bandos.

La bandera rojigualda es bandera hispánica "oficial" desde mayo de 1785. Se diseñó y escogió en tiempos de Carlos III sin afán partidista alguno. Es cierto que su implantación como bandera oficial fue paulatina, empezando como enseña de la Armada española, pero hoy es la bandera de todos. Nos representa a todos.

Los carlistas empleamos otro distintivo histórico, la cruz de Borgoña, la de los tercios de la época de los Austria. Pero no la equiparamos a la bandera rojigualda. La usamos de otro modo. De hecho se ha convertido en emblema de nuestro movimiento político y como tal nunca hemos pretendido imponerla al resto de los españoles. Lo que hizo el franquismo cuando utilizó como banderas oficiales las del "partido único" fue un gesto totalitario y antitradicional. Un gesto por otra parte típico también de comunistas, islamistas, masones, nazis o de los separatistas de todo pelaje que aun hoy procuran imponer a regiones y naciones sus banderas de partido (como la ikurriña o las esteladas).

La bandera tricolor republicana, emblema sectario y partidista, sustituyó a la bandera tradicional, tras el golpe de estado de 1931. Por eso nunca será aceptada con normalidad en España. La bandera rojigualda, por el contrario, desde su mismo origen había sido la bandera de todos los españoles y por eso su restitución fue una de las condiciones que pusieron los carlistas para concurrir al Alzamiento de 1936. Si hoy está donde está es gracias a ellos. Conviene recordarlo.

Ver también: 
http://javiergarisoain.blogspot.com.es/2011/07/pues-si-alzamiento-nacional-y.html

2 jul. 2016

En defensa de la normalidad

Hay que tener mucha tranquilidad ante la oleada de las estupideces políticamente correctas. Lo peor que nos puede pasar a los católicos, a la gente tradicional, es que nos hagan creer que los frikis somos nosotros.

Tenemos que reafirmarnos en nuestra normalidad. Sin complejo alguno. Hemos de procurar fortalecer las convicciones normales de la gente normal, bombardeadas por la potentísima propaganda progre.

Tampoco creo que haga falta organizar el "Día del orgullo de la gente normal" pero la gente sencilla necesita escuchar argumentos razonables.

- Una mujer que renuncia a casarse porque prefiere inseminarse artificialmente es una mujer rara. Se mire como se mire.

- Un hombre que no usa sus mandíbulas como un omnívoro es un tipo extraño. Se mire como se mire.

- Uno que confunde el aparato sexual con el digestivo no puede estar orgulloso de eso.

- Uno que dice que hay que proteger los huevos del aguilucho cenizo pero que no pone reparos al aborto es una persona injusta.

- Uno que vive despreciando a sus abuelos y su tradición pero esperando la veneración de sus nietos es un iluso.

- Uno que se avergüenza de su lengua materna por respetos humanos es un cobarde.

- Uno que se queja del exceso de leyes, policía, inspecciones e impuestos pero que vota a los políticos estatalistas es tonto.

- Uno que no cree en Dios pero que confía en los chakras, el aura, los marcianos y la brujería tiene un pie en el manicomio.

Los raritos son ellos.