13 ene. 2016

De tertuliano en Nafar Telebista

Hoy he ido por primera vez como tertuliano a la nueva tele de Navarra, Nafar Telebista. Un medio que ha nacido a la sombra del espíritu y del gobierno del "kanbio" (al salir me he cruzado con la presidenta Barcos que entraba por ahí como Pedro por su casa para una entrevista) y que ha empezado con fuerza -y con pasta todo hay que decirlo- se supone que para complementar la labor que lleva a cabo el Diario de Noticias.

Debo decir que me he sentido muy cómodo en el formato de este programa, que me han tratado muy bien, y que es un lujo participar en una tertulia en la que hay tiempo de sobra para hablar con calma. En el plató estábamos con la presentadora y moderadora Susana Erroz, José Luis Uriz (http://joseluisuriz.blogspot.com.es/), Akina de la Cruz (https://www.boltxe.eus/2015/06/03/en-navarra-no-ha-caido-el-regimen-akina-de-la-cruz-israel-gonzalez-y-javier-urroz/), Manuel Millera (http://aranzadi2015.info/manuel-millera/) y un servidor.

En el primer tema me han pillado un poco frío (la noticia sorpresa de los despidos masivos en la empresa TRW). He dicho que menuda mala suerte que tiene Uxue porque resulta que Navarra es la única región de España en la que está creciendo el paro y encima ahora esto. Que algo estarán haciendo mal, que a las empresas hay que cuidarlas, que habrá que ir pensando en alternativas a la volkswagen pero pesando a largo plazo, etc.

Luego hemos hablado de un grupo de pobres jóvenes comunistas que se han dedicado a arrancar las viejas placas del ministerio franquista de la vivienda. Ahí me he quedado a gusto despues de decir que como carlista que soy nunca me imaginé que llegaría a defender el yugo y las flechas en la tele pero que son un simbolo histórico, que representan a los reyes católicos Ysabel y Fernando (que formaron en su época un auténtico "gobierno paritario", ojo!), que Fernando (el de las Flechas) fue jurado como rey por las Cortes de Navarra, etc, etc. Lo más gracioso es que a José Luis Uriz, el del PSOE, que me daba la razón "en parte" contra la exageración de estos talibanes progres, fariseos del cumplimiento estricto de la ley (de memoria histórica) le han debido de enviar algún tweet llamándole falangista y cosas así.

El tercer tema, más amable, el de la peatonalización del centro de Pamplona, me ha dado pie para poner en valor el urbanismo antiguo. El de esas viejas calles medievales que son frescas en verano, abrigadas en invierno y siempre humanas y preparadas para favorecer una vida vecinal sana. Está claro que la mentalidad que tenían entonces no se basaba en el individualismo que vino después. Tengo curiosidad por ver cómo hacen para peatonalizar las grandes avenidas o los grandes espacios desangelados que fueron planeados para el automóvil.

A continuación hemos dado un salto al debate político del momento, el de las negociaciones, intrigas cortesanas, cartas de los barones socialistas, presiones a los líderes y mandamases... que se están produciendo estos días para ver como se consigue finalmente constituir el gobierno de España. La cosa me ha dado pie para defender la clásica y tradicional distinción entre soberanía social y soberanía política. Estos politiquillos del juego de tronos están tratando de repartirse el gobierno, la tarta del poder, a base de mezclar el gobierno y la representación. Olvidan que el gobierno, el poder, por definición, no puede andar dividido o troceado a base de cuotas partitocráticas. En este sentido he afeado a mis compañeros de tertulia su escaso espíritu democrático porque, si de verdad lo que les interesa es lo que diga el pueblo ¿no sería más lógico tratar de elegir un presidente del Gobierno mediante una "segunda vuelta" electoral antes que con esos cambalaches partitocráticos? No me han sabido dar el menor argumento en contra.

Por último, antes de acabar con la buena noticia de ver a Osasuna libre de rollos judiciales, hemos comentado el debate sobre la nueva ordenanza de vivienda de Pamplona con la que se está tratando de ordenar la utilización de las viviendas sociales de propiedad municipal por parte de las personas que más lo necesiten. Después de ver cómo se enzarzaban mis compañeros en la clásica disputa entre partidos he tenido la ocasión de decir que este tema es el ejemplo perfecto de cómo la lucha partitocrática envenena los debates en los que el único interés debiera ser la búsqueda del bien común. Me he limitado por tanto a decir que confío plenamente en el sentido común del alcalde y los concejales, y que estoy seguro de que si les dejamos trabajar tranquilos sin obligarles unos u otros a adoptar poses de cara a la galería seguro que serán capaces de ponerse de acuerdo para tomar las decisiones mas razonables en un asunto en el que lo único que hace falta es un poco de sentido común.
Publicar un comentario