21 dic. 2012

Lo que más o menos dije en la Fiesta de la Juventud Carlista de Pamplona

No se si sería especialmente bueno, pero desde luego fue breve.

El pasado domingo 16 de diciembre, en Pamplona, en el "rincón de la aduana", ante el monumento a la Virgen Inmaculada, patrona de los jóvenes carlistas, después de un mucho más profundo discurso de Pedro Juan Urroz,  vine a manifestar aproximadamente estas tres convicciones:

1º. Que se acercan tiempos recios. Y que es lógico que vengan así pues hace décadas que es malo lo que se siembra, especialmente en el campo político-social que es el que a los carlistas más nos afecta como carlistas.

2º. Que no existe en España nada parecido a la Comunión Tradicionalista Carlista. Que hay algunas otras cositas, pequeños partidos que ponen parches, buenas iniciativas locales, etc. Pero nada parecido a esta Comunión que entronca directamente con la España de siempre, que sale a la calle y celebra públicamente el día de su patrona María Inmaculada, que mantiene una coherencia admirable.

y 3º. Que hemos de crecer. Que otras veces ha pasado y que muchos vendrán a buscar en el carlismo lo que nadie más puede ofrecerles. Y que eso nos obliga a nosotros, los que ya estamos dentro de esta Comunión a organizarnos mejor, y a formarnos más para saber dar razones de por qué somos lo que somos.

(NOTA: la imagen que ilustra esta entrada es de hace seis años... pero la rescato ahora porque me gusta especialmente, creo que este es el tipo de imágenes que deberíamos difundir de nuestros actos. Pocas fotos y seleccionadas con intención. Por si sirve como sugerencia a nuestros responsables de propaganda). 

Publicar un comentario