21 abr. 2015

Sobre el minuto de silencio del obispo Blázquez

El problema está en la misma institución de la Conferencia Episcopal que descafeina, desala y oscurece todo lo que toca. Ser obispo es algo mucho más serio que tener un cargo en una conferencia. Tengamos esperanza en que el Espíritu Santo ponga un poco de orden y que un día no muy lejano haga desaparecer esas asambleas que no son concilios sino remedos de parlamentillos politiqueros. Yo no tengo duda de que para Monseñor Blázquez ese minuto fue un minuto de oración mental pero lamento que haya caído tan tontamente en este error, tal vez por ver demasiado la tele que hacen los sin-Dios. Nunca me olvidaré de aquella javierada memorable en la que cierto clérigo monitor quiso iniciar la Eucaristía con un maldito minuto de silencio y el entonces arzobispo de Pamplona, don Fernando Sebastián, dejó la tontería en apenas un "segundo de silencio" para empezar con voz de trueno: "En el nombre del Padre...".

Publicar un comentario