27 ene. 2015

Podemos, o el último en llegar












En la cuestión de Podemos/Syriza y compañía estoy con Juan Manuel de Prada cuando advierte que, si lo pensamos bien, igual de revolucionarios, de ideólogos y de populistas que ellos han sido y son los partidos de "la casta" que son los que ahora mismo, y desde hace tanto tiempo, están acabando con está nación admirable que era España.

El hecho de que Podemos sea el último en llegar no les hace diferentes sino únicamente más frescos, más brillantes, más apetecibles para el que sufre de los pies y desea un par de zapatos nuevos. Podemos trae en su recetario un refrito de todos los voluntarismos anteriores. Diagnostica los tumores del sistema con una precisión que hace esperar milagros pero a la hora de aterrizar irá cayendo en las mismas soluciones ya ensayadas por el liberalismo y la socialdemocracia.

No creen en Dios y eso debiera ponernos en guardia porque como dijo Dostoyevski "Si Dios no existe, todo está permitido" (todo, para quien tenga la mayoría absoluta, naturalmente).

Pero es que tampoco creen en el hombre. Freudianos y animalistas prácticos, no creen realmente en la libertad de los hijos de Dios, no creen que los humanos seamos responsables de nuestros actos. No ven personas sino clases sociales, colectivos de víctimas o de borregos. Masas informes que, lógicamente, alguien tendrá que dirigir... ¿y por qué no ellos, que son los que han "tomado conciencia" de que "pueden"?
Publicar un comentario