24 nov. 2014

Después de nuestro XIIº Congreso nacional carlista

Terminó nuestro XII Congreso y celebramos como Dios manda la solemnidad de Cristo Rey.

Somos el único grupo político que viene año tras año acudiendo al monumento del Cerro de los Angeles para proclamar que el centro de nuestra tarea y nuestra experiencia política es inseparable de la soberanía de Cristo. Este año lo hemos hecho, además, celebrando nuestro Congreso Nacional carlista.

No somos clericales, somos laicos católicos dispuestos a luchar en el fango de la política lo que haga falta, bajo nuestra responsabilidad. No siempre somos comprendidos, ni siquiera respetados por ciertos consejos presbiteriales como el que ayer nos exigió -y nos duele tener que denunciar este abuso absurdo de poder- acudir al Cerro de los Angeles sin distintivos y sin nuestra característica boina roja o blanca.

A pesar de ello aquí estamos, para defender la Tradición política de las Españas de cuyas rentas aún vive nuestra Patria enferma. Y para defenderlo pase lo que pase y pese a quien pese. Contra viento y marea. Cueste lo que cueste. Porque nos sabemos respaldados por la razón, el derecho, la tradición y el sentido común de tantas familias sencillas y normales que encuentran en nuestro DIOS - PATRIA - FUEROS - REY el auténtico esquema constitucional de España.

La Comunión Tradicionalista Carlista ha renovado su junta de gobierno, sus consejeros, su organización y su programa político. Empezamos ahora una nueva etapa con ilusión renovada. Que cada carlista ocupe su puesto, con iniciativa propia, con disciplina atendiendo a las directrices que se ordenen, y con respeto escrupuloso hacia las iniciativas y matices que sostengan otros correligionarios. La Comunión es muy pequeña y muy grande a la vez. El Carlismo es España condensada, es el germen de lo que fue y de lo que -con la ayuda de Dios- será. No pensemos pues en la Comunión como en un bloque de borregos uniformados sino como lo que es: un grupo humano variado, vivo y multicolor.

Esta es la composición actual de la Junta de Gobierno:

Presidente de Honor: Domingo Fal-Conde
Presidenta: María Cuervo-Arango
Secretario General: Javier Garisoain
Tesorero General: Carlos Ibáñez Estévez
Secretario de Organización: Félix Zorrilla
Secretario de Formación y Programa: Miguel Angel Bernaldez
Secretario de Comunicación y Propaganda: Víctor Puigdengolas
Secretario de Acción Social y Electoral: Javier Zazu
Vocales honorarios: Carlos Ibáñez Quintana y Miguel Angel Garisoain
Vocal/Presidente Andalucía: Manuel Onrubia
Vocal/Presidente Aragón: José María Salvo
Vocal/Presidente Castilla: Conrad López
Vocal/Presidente Cataluña: Carlos Ram de Viu
Vocal/Presidente Navarra: José Fermín Garralda
Vocal/Presidente Valencia: Jesús Blasco

Gracias a todos los que de una u otra forma habéis participado en este Congreso o en el acto nacional, presentando comunicaciones y enmiendas, defendiéndolas -a veces con vehemencia-, colaborando en la organización de estos eventos. Gracias a todos. El Carlismo, organizado en este instrumento que es la Comunión, sigue vivo. Y aún ha de dar más de una sorpresa.

¡Viva Cristo Rey!
¡Viva España foral!
¡Viva el Rey Legítimo!
Publicar un comentario