29 sept. 2011

Noticias sobre el penúltimo intento de constituir una coalición electoral en torno a los principios no negociables

En los próximos días difundiremos desde la Junta de Gobierno una nota y explicación más definitiva pero para dar ya alguna respuesta a los que estáis más inquietos os cuento que, una vez más, a pesar de los esfuerzos realizados, no ha sido posible constituir una coalición electoral en torno al mínimo de los llamados principios no negociables.

Hasta el último momento no hemos recibido la respuesta definitivamente negativa tanto del Partido Familia y Vida como del partido Regeneración. Ha quedado por tanto así descartada la posibilidad de que la CTC, junto con AES, constituyésemos una coalición electoral puesto que no se cumple el requisito mínimo que nos propusimos de que hubiera al menos tres partidos de ámbito nacional y de cierta entidad involucrados en este proyecto.

Atrás quedan unas cuantas conversaciones personales, cartas, correos electrónicos y llamadas telefónicas que dan constancia de que lo hemos intentado y que si no sale ahora adelante este instrumento electoral tan necesario no es por nuestra culpa. Los carlistas hemos hecho lo que había que hacer.

La verdad es que nunca habíamos llegado tan lejos en la búsqueda de ese punto de inflexión electoral que llevamos procurando hace unos cuantos años. Hace unos días teníamos ya un acuerdo bastante perfilado, un borrador de documento preparado para firmar ante notario, incluso una propuesta de nombre y logo para el proyecto de coalición. El tiempo dirá si es posible que este trabajo de fruto más adelante, en otra ocasión.

Por nuestra parte lo que os pido a los carlistas es que ahora nadie se desanime y que estemos más unidos que nunca. Que trabajemos, cada uno en su puesto, desde las entidades que constituyen la Liga Tradicionalista por ampliar nuestra base social y de comunicación. Que fortalezcamos nuestra propia organización. Para nosotros las elecciones no son tan necesarias como para otros grupos políticos cuya actividad gira casi exclusivamente en torno a lo electoral. Cada vez estoy más convencido de una cosa: que las elecciones -por encima de todas las trampas del sistema- son para elegir. Así que la opción de utilizarlas para hacer una propaganda testimonial, aunque puede ser bueno en algunos casos, no es hoy por hoy imprescindible para que la Comunión siga su camino y su misión.

En Xto. Rey,
Javier Garisoain
Secretario General de la CTC
Publicar un comentario