29 feb. 2008

Entrevista publicada en QUE.ES

Entrevista a D. Javier Garisoain Otero, secretario general de la CTC (Comunión Tradicionalista Carlista)


Entrevista publicada en QUE.ES dentro del blog: "Willkömen zu Troppinhaus"

P: Buenos días, usted se presenta a las elecciones generales en representación de la CTC por la circunscripción de?
R: Al senado por Navarra, aunque en estos momentos puedo responder en mi calidad de Secretario General (a nivel nacional) de la Comunión Tradicionalista Carlista.

P: Su partido no es uno de los más mediáticos. Nos podría contar brevemente cuál es su ideología y qué objetivos se fija?
R: La CTC, el Carlismo, no tiene ideología. Por definición una ideología (liberalismo, socialismo, nacionalismo, ecologismo, feminismo...) es un esquema mental basado en prejuicios e inventado por uno o varios fundadores (o ideólogos) que configura una forma de ver el mundo. En ese sentido nuestro punto de vista es la cosmovisión católica que, evidentemente, no se puede definir como ideología. Puede parecer sorprendente pero el carlismo no tiene ni fundadores, ni ideólogos. Nació en un momento histórico muy concreto como el conjunto de personas que defendían a una persona: el rey Carlos y en contra de una ideología que se veía claramente como anticatólica y antiespañola: el liberalismo.
Nuestro objetivo es que España sea ella misma, que sea fiel a sus raíces cristianas y a su tradición política peculiar.

P: Dentro del espectro político, dónde se situaría su partido?
R: Las propuestas del carlismo existían antes de que se inventaran los conceptos de derecha o izquierda. Si hay que situarlo en alguna casilla yo lo pondría en la de "antes de" o "fuera de".

P: La filosofía carlista tiene todavía su espacio en la sociedad actual?
R: Si. De hecho en gran medida estamos todavía viviendo de rentas de una sociedad tradicional: de las familias, asociaciones, municipios, costumbres, tradiciones, etc. Incluso el patrimonio turístico se basa en los vestigios de una sociedad tradicional. Todo ello son cosas buenas que permanecen y pasan de padres a hijos independientemente de qué partido esté en el poder.

P: En qué otros lugares y ámbitos se os puede encontrar? Qué otras actividades realizáis?
R: Además de la actividad electoral, bastante escasa en los últimos treinta años, por cierto, centramos nuestra acción en la formación, la publicación de libros, revistas y boletines, la colaboración con movimientos sociales, la realización de diversas campañas políticas, la difusión de nuestras ideas por internet, las actividades juveniles, la divulgación de la historia del carlismo, etc.

P: Si su partido tuiviera representación en el congreso, qué medidas propondría en los siguientes campos?
Trabajo:
- Crear cauces que faciliten el diálogo permanente entre trabajadores, sindicatos profesionales, empresarios y Gobierno.
- Alcanzar la plena unidad sindical mediante la creación de un sindicato único con amplias competencias en política laboral y con representación política directa en las Cortes.
- Impulsar el desarrollo de la pequeña y mediana empresa mediante reducciones fiscales, ayudas crediticias y la formación de verdaderos empresarios.
- Subvencionar la formación de calidad de trabajadores y desempleados.
- Dignificar las jubilaciones.
- Favorecer la integración social de los inmigrantes armonizando en una nueva ley de extranjería el respeto escrupuloso a su dignidad como personas con una protección de las claves culturales de la
tradición española.
- Adoptar medidas políticas que defiendan la dignidad de la mujer en su trabajo como ama de casa o fuera del hogar, sin caer en prejuicios ideológicos como los del «lenguaje sexista» o la «discriminación positiva».

Economía:
- Reducir el gasto público, adecuando el número y distribución de funcionarios a las necesidades reales.
- Defender el valor de la propiedad privada como un derecho de la persona, pero no como un derecho absoluto, sino supeditado al bien común.
- Desgravar adecuadamente las donaciones para fines sociales.
- Apoyar a las organizaciones destinadas al bien social.
- Reorientar la política de subvenciones aportando a grupos desfavorecidos aspectos básicos como la educación o la vivienda.
- Facilitar el acceso de los matrimonios jóvenes a la vivienda.
- Ayudar especialmente a las familias numerosas, y a todas en general mediante la reducción de impuestos como el de transmisión patrimonial.
- Desarrollar los recursos económicos propios de los Ayuntamientos, evitando que la vida municipal dependa exclusivamente de las subvenciones de las administraciones superiores.
- Favorecer una mejor distribución de la población en el espacio con medidas que, sin merma del principio de libertad, detengan el despoblamiento rural y fomenten la descongestión de los grandes núcleos urbanos.

Sanidad:
- Propiciar una sanidad global, que contemple tanto los medios privados como públicos.
- Potenciar los campos de la prevención y la educación sanitaria.
- Defender los criterios de los códigos deontológicos de los profesionales de la salud.
- Reducir los criterios economicistas a su verdadero ámbito para la mejor gestión del gasto sanitario.

Educación:

- Denunciar la sistemática corrupción de las costumbres propiciada por los medios de comunicación, en especial por la televisión.
- Aplicar con rigor la legislación vigente en materia de protección del menor, publicidad y monopolios de medios de comunicación.
- Promover valores morales humanos y cristianos en la educación y desde los medios de comunicación.
- Fomentar una educación sexual sana, basada en la fidelidad matrimonial.
- Endurecer el código penal en materias como la pornografía, infantil o de cualquier clase.
- Defender el derecho de los padres a elegir la educación de los hijos, reafirmando la función subsidiaria del estado en la educación.
- Promover los estudios humanísticos e incluir la formación religiosa y moral para todos los alumnos respetando siempre los acuerdos firmados entre Iglesia y Estado.
- Hacer realidad la autonomía de los centros de enseñanza y universidades en la creación de planes de estudios, titulaciones, etc.

Otros:
Para defender los derechos de la PERSONA y la FAMILIA.
Por la dignidad del ser humano, sea no-nacido, niño, adulto o anciano; sea sano o enfermo; sea hombre o mujer; sea o no extranjero:
- Derogar las leyes que atentan contra el derecho a la vida como las del aborto y la manipulación genética.
- Procurar la integración de los ancianos y minusválidos en sus familias.
- Dignificar las jubilaciones.
- Favorecer la integración social de los inmigrantes armonizando en una nueva ley de extranjería el respeto escrupuloso a su dignidad como personas con una protección de las claves culturales de la
tradición española.
- Adoptar medidas políticas que defiendan la dignidad de la mujer en su trabajo como ama de casa o fuera del hogar, sin caer en prejuicios ideológicos como los del «lenguaje sexista» o la «discriminación positiva».
Para devolver a las familias el protagonismo social:
- Facilitar el acceso de los matrimonios jóvenes a la vivienda.
- Ayudar especialmente a las familias numerosas, y a todas en general mediante la reducción de impuestos como el de transmisión patrimonial.
- Modificar la legislación divorcista, favoreciendo la estabilidad familiar.
Para dignificar la VIDA POLITICA
- Establecer un control eficaz anti-corrupción. Hacer que los cargos públicos sean objeto de auditorías al inicio y al final de sus mandatos.
- Austeridad y contención drástica del gasto público.
- Transparencia en la administración de los fondos públicos.
- Controlar la financiación de los partidos políticos y garantizar la independencia del Tribunal de Cuentas.
Para mejorar la representación política de la SOCIEDAD
La participación social y política no puede quedar reducida al día de las urnas. Hay que abrir nuevos cauces de expresión y participación social al margen del monopolio de los partidos políticos.
- Reformar el sistema electoral mediante:
. Listas abiertas y desbloqueadas. Sistema proporcional.
. Supresión de las candidaturas de partidos en las elecciones municipales.
. Apertura del Senado a la representación social: sindicatos, asociaciones profesionales, representantes autonómicos o locales, etc.
- Recuperar el mandato imperativo (que el candidato elegido quede vinculado a los compromisos asumidos y, en general, a la voluntad de sus electores).
- Impulsar el funcionamiento de los Consejos (Económico y Social, de Cultura, de Salud, etc).
Para hacer realidad la autonomía regional sin olvidar la solidaridad entre "LAS ESPAÑAS"
- Sustituir el concepto de ESTATUTO por el de FUERO para hacer posible la unidad en la variedad.
- Que el Estado conserve sólo aquellas competencias que por sí solas no puedan desempeñar las regiones. Que el Estado haga menos, pero mejor.
- Fomentar una colaboración directa y fluída entre regiones vecinas.
- Que las regiones se responsabilicen del cobro y gestión de impuestos, con el establecimiento de cupos a destinar al Estado.
- Reconocer, guardar y revitalizar el derecho foral donde lo haya.
- Apoyar la conservación y desarrollo de las lenguas y dialectos regionales, en armonía con la lengua general de España, patrimonio de todos.
- Desideologizar las políticas lingüísticas. Adoptar criterios realistas evitando cualquier imposición.
Para potenciar la VIDA MUNICIPAL
- Devolver a los ayuntamientos aquellas competencias que, detentadas actualmente por las Comunidades Autónomas, pueden ser desempeñadas por los órganos municipales.
- Desarrollar los recursos económicos propios, evitando que la vida municipal dependa exclusivamente de las subvenciones de las administraciones superiores.
- Regular la elección de concejales por barrios.
- Favorecer una mejor distribución de la población en el espacio con medidas que, sin merma del principio de libertad, detengan el despoblamiento rural y fomenten la descongestión de los grandes núcleos urbanos.
Para mejorar la JUSTICIA y la SEGURIDAD de todos
- Frenar la exagerada tendencia a legislar sobre todo, que somete a norma jurídica toda realidad social y aún personal.
- Luchar implacablemente contra el narcotráfico y el terrorismo, penalizando los apoyos públicos a las bandas terroristas.
- Mejorar las condiciones de vida en las cárceles, para evitar que se conviertan en escuelas de delincuencia.
- Suprimir el Ministerio de Justicia para garantizar la independencia de los órganos judiciales.
- Suprimir el juicio por jurado.
- Promover un ejército profesional eficaz, dignificando la profesión castrense.
- Limitar el acceso de mujeres a cuerpos militares de acción, reservando su participación en las fuerzas armadas a funciones auxiliares.
- Renegociar los acuerdos internacionales de defensa garantizando la integridad del territorio español peninsular e insular.
Para proteger y dar a conocer nuestro PATRIMONIO CULTURAL y NATURAL
- Coordinar a universidades, organismos técnicos y científicos, industrias, asociaciones ecologistas y culturales, etc. en un plan para la conservación y mejora del patrimonio ecológico y artístico español.
- Implicar a la empresa privada en la promoción cultural y conservación del medio natural mediante una adecuada ley del mecenazgo.
- Luchar contra la desertización y los incendios.
- Sustituir los Ministerios de Cultura y Medio Ambiente por organismos técnicos de coordinación (tipo ICONA).
Para defender nuestra personalidad en EUROPA
- Fundamentar la unidad europea en sus raíces espirituales y culturales.
- Renegociar los términos de la participación española en la Unión Europea optando por una confederación con fines concretos y competencias limitadas.
- Descentralizar los órganos de decisión europeos, rechazando la formación de una nueva casta de burócratas.
- Aumentar nuestras exigencias en materia de pesca y agricultura.
Para fortalecer el papel de España dentro de la comunidad internacional
- Apoyar el desarrollo armónico de los países pobres destinando ayudas y créditos a los mismos. Promover políticas globales de desarme y cooperación humanitaria internacional.
- Proyectar de una manera especial, con la creación de un Organo Común Permanente, las relaciones con Portugal, los estados hispanoaméricanos y Filipinas.
- Reivindicar la soberanía española sobre Gibraltar.
- Establecer lazos de cooperación cultural y económica con Marruecos, Sahara Occidental y Guinea Ecuatorial.

REFORMA CONSTITUCIONAL
Las propuestas que se esbozan brevemente en este programa político son la aplicación práctica del Ideario carlista en el momento actual. Pero no quedarían completas sin una amplia reforma constitucional que adecuara el marco jurídico español a su ser tradicional histórico, el que resume el lema de Dios, Patria-Fueros y Rey. Esa reforma debería ir encaminada a:
- Declarar la confesionalidad católica del Estado, único medio de evitar la tiranía, garantizando el sometimiento de la autoridad y la legislación a las normas inmutables del derecho natural.
- Distinguir entre soberanía política (el rey y sus gobiernos) y soberanía social (la sociedad real, representada principalmente en las Cortes regionales y generales).
- Dar contenido a la institución monárquica -previa resolución del conflicto dinástico histórico- en las tareas de gobierno y asumiendo el papel de instituciones como el defensor del pueblo u otras.

P: Quiere decirle alguna cosa más a la gente que leerá estas líneas?
R: El carlismo cumple este año 2008 nada menos que 175 años de existencia. Nuestra carrera es de fondo, a largo plazo, de principios y de fundamentos. Visiten nuestra web: www.carlistas.es y quien no lo conozca puede ser que se sorprenda de no habernos conocido antes.

Muchas gracias, don Javier y buena suerte en vuestra campaña!

PUBLICADO EN QUE.ES
Publicar un comentario