29 abr. 2001

Discurso en Madrid - 29 de abril de 2001 -

- Discurso de Javier Garisoain, Secretario de Organización de la CTC en el Día de la Comunion, celebrado el domingo 29 en Madrid -


Nuestra sociedad, España entera, está en manos de unos políticos mediocres que no saben decir la verdad. Que no hacen más que copiarse unos a otros. Que repiten como papagayos el eslogan que en cada momento esté de moda. Moda siempre de importación, por supuesto.

Y el caso es que, aparentemente, todo el sistema funciona y rueda con facilidad. Como un coche que se desliza cuesta abajo. Pero ninguno de ellos es capaz de decirnos a dónde vamos. No hay proyectos, no hay modelos, no hay principios, no hay fines, no hay ideales, no hay aspiraciones... Lo único que se puede hacer es -de vez en cuando- pisar un poquito el freno. Nada más. La política es el arte de lo posible, dicen, y así es como justifican todo su pesimismo.

Pero yo no creo que España o que Europa entera estén muertas, o condenadas a rodar en un coche fúnebre por la pendiente de su descomposición. Es cierto que nos merecemos lo peor: somos parte de una Europa apóstata y pecadora. Pero me resisto a pensar que dos mil años de civilización puedan irse al garete entre tanta decadencia y tanta ruina moral.

La única esperanza que nos queda -y me refiero estrictamente al plano de lo temporal, por supuesto- es que alguien empiece a hacer política a largo plazo.

Los liberales puros, los liberales socialistas, los liberales católicos, los liberales lo que sea, que todos son liberales, no saben mas que mirar el presupuesto anual. Son como el tirano de un cuento oriental que sólo aspira a perpetuarse en el trono. No tienen más horizonte. Nosotros en cambio, los humildes carlistas, un grupito de gente que está enamorada de la verdad, queremos hacer política a largo plazo. Y no estamos tan solos como parece. Lo que pasa es que hay mucho desánimo (también entre los nuestros) y tendremos que trabajar mucho, y predicar con el ejemplo, si queremos animar a otros a la lucha.

Lo primero que tenemos que hacer es simplificar nuestro mensaje. Ir a lo esencial. Cuando nos pregunten: “¿Qué queréis los carlistas?” tenemos que ir al grano. Tenemos que decir que queremos dos cosas muy sencillas: que la política sea católica y que se recupere la vida social. Nada más. Aunque después tendremos que aplicar y explicar nuestras propuestas más concretas:

1. ¿En qué situación están las familias, los niños, los más débiles...? No es una situación muy "católica" que digamos, y además nos está destrozando la sociedad desde dentro. El divorcio, el aborto, el desprecio a los ancianos y minusválidos, a los débiles, el feminismo desquiciado, las parejas de hecho, las propuestas de eutanasia... son cosas que nos hacen peores a cada uno porque nos hacen gente dura, sin sentimientos. Y en conjunto crean una sociedad enferma y nos llevan a la ruina.
Los liberales, miopes, políticos del corto plazo, esclavos del presupuesto anual, no hacen nada, no quieren hacer nada, piensan que no hay que hacer nada.
Nosotros en cambio queremos que la sociedad respete la dignidad de toda persona, y que la voz de las familias se tenga en cuenta, y que se legisle siempre “como Dios manda”.
Por eso proponemos y exigimos:
* DEROGACIÓN DE LA LEY DEL ABORTO
* DEROGACIÓN DE LA LEY DEL DIVORCIO, O, AL MENOS, LA INSTITUCIÓN DE UN MATRIMONIO LEGAL INDISOLUBLE PARA LOS CATÓLICOS

2. La educación está hecha cisco. ¿Qué está pasando? Los padres delegan su función educadora en los centros. Los centros y universidades delegan su responsabilidad en el estado. Y el estado encomienda la educación a la televisión. Así son las cosas: La televisión se ha convertido en el gran maestro de todos, niños y mayores, y es un maestro que da verdadero asco. La pornografía, la violencia, el consumismo, los anti-valores... nos invaden y producen un resultado lógico: delincuencia, sexomanía, incultura...
A corto plazo los liberales no hacen nada, dicen que todo esto es normal, que es el precio de la libertad... Y yo me pregunto: ¿es el precio de la libertad que los niños de ocho años tengan que hablan mal? ¿qué libertad es esa que obliga a las niñas de quince años a beber como cosacos y a vestir como fulanas para “divertirse”?
Nosotros sabemos que todas estas desgracias se ESTÁN FOMENTANDO desde arriba, desde empresas concretas, productoras legales, editoriales muy respetables, cuyos directivos tendrían que estar en la cárcel...
Por eso proponemos y exigimos:
* QUE LOS CENTROS PÚBLICOS PUEDAN TENER UN IDEARIO CATÓLICO IGUAL QUE LOS PRIVADOS
* RECORTAR LA REGLAMENTACIÓN EXCESIVA QUE ASFIXIA A LA EDUCACIÓN
* QUE CESE EL DERROCHE DE LAS TELEVISIONES PUBLICAS
* APLICACIÓN ESTRICTA -PARA EMPEZAR- DE LAS LEYES AUDIOVISUALES

3. Y sigo. He comenzado diciendo que los políticos del sistema no saben decir la verdad. ¿No les oís cómo hablan? “La coyuntura nos exige reforzar unas políticas activas que generen proyectos capaces de instalar un clima de confianza en los sectores afectados por la situación... bla, bla, bla”. ¿No os hace gracia su manera de dar rodeos sin mojarse? ¿Creeis que puede salir algo serio de tanta comedia?
A CORTO PLAZO no van a cambiar nada. El sistema funciona y se auto-engrasa perfectamente con el dinero. Con nuestro dinero. La administración cobra los impuestos; los impuestos pagan las subvenciones; las subvenciones aseguran los votos; y, finalmente, los votos agradecidos sostienen a la administración. ¿Y quién controla y se beneficia de todo este sistema? Los partidos, por supuesto.
¿Y quién hará política a LARGO PLAZO?. NOSOTROS queremos que la élite social sustituya a la élite política. Queremos una administración limpia, transparente. Y si se demuestra lo que piensan en el fondo todos los españoles: (que hay demasiados funcionarios), entonces tendremos que pedir una reducción drástica del aparato estatal. El Estado es un monstruo que se nos ha ido de las manos y hay que ponerlo a dieta.
Por eso, ¿Qué proponemos y qué exigimos?:
* ELIMINAR LA FINANCIACION ESTATAL DE LOS PARTIDOS
* MENOS IMPUESTOS
* SUBVENCIONES, SI... PARA QUIEN LAS NECESITE
* FUNCIONARIOS, LOS QUE SEAN PRECISOS

4. Esto que llaman democracia es mentira, es una partitocracia, no hay cauces de expresión social. La soberanía es un mito. Porque el “pueblo” no puede hacer nada si no es a través de los partidos políticos.
A CORTO PLAZO, los liberales que nos gobiernan o que dicen representarnos no van a cambiar nada porque viven, como vampiros, de un sistema que tiene atada y masificada a la sociedad.
A LARGO PLAZO nosotros soñamos con una sociedad viva, participativa, sin partidos que la encasillen, la encaucen y la dirijan. Una sociedad de gente libre, familias libres, municipios libres, sindicatos libres, cuerpos intermedios libres.
Por eso proponemos y exigimos:
* PARA EMPEZAR: LISTAS ABIERTAS Y DESBLOQUEADAS
* MANDATO IMPERATIVO PARA LOS REPRESENTANTES
* UNA REFORMA TOTAL DE LAS CORTES PARA QUE SEAN UNA VERDADERA REPRESENTACIÓN DE LA SOCIEDAD
* IMPULSO AL SISTEMA DE CONSEJOS

5. No hace falta ser muy listo para ver que España se está partiendo. Día a día desaparece como empresa común. Las olimpiadas de Barcelona y la expo de Sevilla fueron casi la última vez que los políticos liberales se atrevieron a hablar de España. Son los reinos de Taifas que profetizó Menéndez Pelayo.
A CORTO PLAZO los liberales tiran cada uno por su lado. Cada uno sigue pendiente de su sillón y presupuesto. Nadie se preocupa del bien común, de lo que es común para todos los españoles. Es normal. Porque para ser español da igual todo, excepto pagar el impuesto de la renta.
A LARGO PLAZO nosotros queremos que haya unas Españas unidas en su variedad. Queremos un rey, un rey de verdad, que una y que gobierne y que se entienda con las Cortes. Y que no tenga miedo en descentralizar todo lo que sea descentralizable según el viejo espíritu foral.
Por eso proponemos y exigimos:
* UN GOBIERNO MONARQUICO FUERTE E INDEPENDIENTE PARA TODOS LOS ESPAÑOLES
* RELACIONES EXTERIORES OFICIALES SOLO DEL REY Y SU GOBIERNO
* UN SISTEMA FISCAL DESCENTRALIZADO
* DESIDEOLOGIZAR LAS POLITICAS LINGÜISTICAS

6. Pensemos ahora en los municipios. Los realidad es que los ayuntamientos no funcionan bien. Unos son muy grandes, auténticos monstruos sin corazón; otros no tienen nada porque están muertos. Todos ellos dependen para todo de la política partidista de los partidos. Las grandes ciudades son un caos, generan delincuencia y problemas. Los pequeños pueblos agonizan porque la modernidad les ha condenado a la extinción.
LOS LIBERALES están encantados con todo. Para ellos los ayuntamientos no son más que simples sucursales de los partidos. Nunca han creído en ellos.
NOSOTROS por el contrario queremos que los ayuntamientos sean libres, que tengan vida propia.
Por eso proponemos y exigimos:
* DIVISION DE LOS AYUNTAMIENTOS GRANDES POR BARRIOS Y AGRUPACIÓN DE LOS AYUNTAMIENTOS PEQUEÑOS PARA EQUILIBRAR UNOS CON OTROS
* ELECCION DE CONCEJALES POR BARRIOS
* POTENCIAR LOS RECURSOS PROPIOS DE CADA AYUNTAMIENTO

7. ¿Y qué diremos sobre la Economía y el Trabajo? Los liberales están eufóricos y a simple vista parecería que no tendríamos derecho a formular ninguna queja. Hoy en España hay dinero. Mucho dinero. Y sin embargo sigue habiendo muchos pobres cada vez más pobres. La economía se erige en norma última para separar lo bueno de lo malo. Muchos jóvenes siguen siendo explotados por contratos basura. Muchas empresas de trabajo temporal se aprovechan de la situación. Los sindicatos no funcionan y están divididos y perdidos todavía en batallas ideológicas que no tienen nada que ver con su función social. La cultura de la subvención y la burocracia consiguiente corrompen o desaniman a muchos autónomos y pequeños empresarios. Las multinacionales crecen y crecen como monstruos sin corazón. Muchas familias están desquiciadas por horarios de trabajo incompatibles con la vida familiar. Muchas personas son auténticos esclavos del consumismo que les inculca por todas partes una publicidad engañosa.
PARA LOS LIBERALES LO ÚNICO QUE CUENTA ES EL DINERO y si el dinero crece es que la economía crece y eso significa
que España va bien. Cueste lo que cueste. Da igual que sea a base de fraudes o pelotazos o de pura especulación.
NOSOTROS lo que queremos es una economía equilibrada y estable. Simplemente. Aunque los grandes números crezcan menos.
Por eso proponemos y exigimos:
* FOMENTO DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA ELIMINANDO BUROCRACIA E IMPUESTOS
* REDUCCIÓN DEL PESO DE LAS MULTINACIONALES EN LA ECONOMÍA
* PROMOCIÓN DE UNA ORGANIZACIÓN SINDICAL UNIDA CON COMPETENCIAS EN POLITICA LABORAL Y CON REPRESENTACION DIRECTA EN LAS CORTES
* RECUPERAR EL DOMINGO COMO DÍA DE DESCANSO (aunque se fastidien la economía o las multinacionales por ello)

8. Y para terminar digamos algo sobre política exterior. ¿Es España un país rico? Si, pero OJO: lo somos a costa de los países pobres, no podemos olvidarnos de ello. Tenemos una deuda escandalosa que pagar. No tenemos más remedio que admitir inmigrantes, muchos inmigrantes, PERO también tenemos derecho a seleccionar a los que mejor nos caigan. Esto es lo más humano y lo más normal.
Primero a los hispanoamericanos, filipinos, guineanos. Primero a los católicos. Después ya se verá.
LOS LIBERALES no entienden esto. O mejor dicho, si lo entienden, pero no lo reconocen porque es algo que contradice su ideología según la cual la religión que tenga cada uno da igual. Que lo único que importan son la ley y los impuestos. Y en cuanto a la política exterior ¿por qué preocuparse? ¿para qué están los Estados Unidos y los funcionarios de Bruselas?
NOSOTROS queremos que España ocupe su lugar en el mundo, menos atada a Europa y más a las naciones hermanas de la
Hispanidad. Aunque sean más pobres.
Por eso proponemos y exigimos:
* CREACION DE ORGANO COMUN PERMANENTE CON PORTUGAL Y PAISES HISPANOS
* SOLUCIONES A LA VERGÜENZA DE GIBRALTAR
* RENEGOCIACIÓN DE LA ADHESIÓN A LA UNIÓN EUROPEA (CONFEDERACION)
* "DISCRIMINACIÓN POSITIVA" PARA INMIGRANTES CATÓLICOS.

Naturalmente que podríamos hablar y concretar muchas cosas más... SANIDAD, JUSTICIA, SEGURIDAD, CULTURA... Pero nosotros estamos en la oposición, pecaríamos de presunción y soberbia si dijéramos lo que hay que hacer en todo. No tenemos recetas mágicas. Pero como tenemos claros unos principios confiamos en que podríamos hacerlo bastante bien si estuviésemos en el gobierno.
LOS LIBERALES es en este terreno de la pequeña política contingente donde se sienten más orgullosos. Están como locos y hacen todo al revés. Dogmatizan las cosas opinables y relativizan la verdad. No tienen fuerza para defender a la persona, o a la familia, pero se mosquean si alguien pone en duda su modelo sanitario. Dejan libertad de voto a la hora de decidir si hay o no que enseñar religión, y en cambio imponen en sus filas una férrea disciplina para hacer la autovía nosecuantitos. Nos aburren con miles de pequeñas leyes. Y nos quitan los diez mandamientos que sólo son diez.
NOSOTROS lo que pensamos es que hay mucha soberbia y mucha chulería en la política. Sabemos que no por legislarlo todo vamos a garantizar que las cosas funcionen. Al revés. Sabemos que cuanto más espeso sea el bosque de leyes, más facilidades tendrán los delincuentes. Porque el crimen organizado se organiza gracias a la ley. Nosotros pensamos que falta humildad y realismo en la política del día a día.
Por eso proponemos y exigimos, por ejemplo:
- ELIMINACION DE JUICIO CON JURADO
- EJERCITO PROFESIONAL Y MASCULINO
- MANO DURA CONTRA EL CRIMEN ORGANIZADO: NARCOTRÁFICO Y TERRORISMO
- CREACIÓN DE ALTERNATIVAS A LAS CÁRCELES
- EN GENERAL: MENOS LEYES, MENOS MINISTERIOS Y MÁS CONSEJOS (de justicia, de cultura, de educación...) Y ORGANISMOS LIGEROS Y EFICACES DE COORDINACION (TIPO ICONA)

CONCLUSION
El modelo de sociedad que nos están imponiendo los políticos liberales y mediocres de la partitocracia es el modelo estadounidense o, tal vez peor aún, el tristísimo modelo de la europa fría y desapacible.
Los carlistas queremos un modelo de sociedad totalmente distinto... Nosotros sí sabemos de dónde venimos porque tenemos principios.
Y sabemos a dónde queremos ir porque pensamos en una política A LARGO PLAZO. Por eso tenemos mucho ánimo, a pesar de todas las dificultades que nos encontramos. Por eso nos atrevemos a presentarnos como el futuro, el porvenir, la esperanza.
Publicar un comentario